Durante el aislamiento por la contingencia sanitaria, las personas son más propensas a subir de peso, porque pueden desarrollar depresión, ansiedad o ambas y estas emociones conducen a comer de más...

Página 7 de 10