Fue Faro de Oriente imán cultural de esa zona de la capital del país

Durante el año que finaliza, la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) de Oriente se posicionó como el espacio cultural más importante de esa zona de la capital del país, al atender a más de 117 mil personas.

En el espacio ubicado sobre Calzada Ignacio Zaragoza, en 2013 se llevaron a cabo 446 actividades culturales, entre exposiciones, conciertos, cine, conferencias y mesas redondas, entre otras, que contaron con una asistencia de 111 mil personas.

A lo anterior se debe sumar la impartición de 323 talleres, divididos tres periodos trimestrales, en los que participaron seis mil 979 alumnos.

El Faro de Oriente se ha convertido, así, en el espacio que atiende las necesidades culturales de la zona, no sólo de la Delegación Iztapalapa sino también de otras demarcaciones capitalinas e incluso de municipios mexiquenses como Nezahualcóyotl, Los Reyes o Texcoco.

Tiene como objetivo brindar una oferta seria de promoción cultural y formación en disciplinas artísticas y artesanales a una población marginada física, económica y simbólicamente de los circuitos culturales convencionales.

Destacado por conjuntar una escuela de artes y oficios con un foro cultura, el Faro destaca por la gratuidad de sus servicios, lo que garantiza que cualquier persona acceda a recibir educación artística o a las manifestaciones artísticas que se ofrecen.

La Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal expuso en un comunicado que 65 talleristas impartieron cursos a jóvenes, niños y adultos en áreas como las artes visuales (Grabado, Pintura, Escultura, Foto Digital, Diseño Gráfico).

Lo mismo que en artes escénicas (Teatro Callejero, Danza Contemporánea, Danza Folklórica, Danza Afro), música (Fundamentos Musicales, Percusiones, Guitarra Eléctrica, Guitarra Clásica), comunicación (Fotoperiodismo, Periodismo y Radio Comunitario, Narrativa, Poesía) y oficios (Cartonería y Alebrijes, Carpintería, Vitrales, Encuadernación).

Al respecto, el titular del Faro de Oriente, José Luis Galicia Esperón, señaló que en 2013 "nuevamente cada tallerista ha dado a conocer entre sus alumnos conocimientos de sus disciplinas, para enriquecer el talento artístico que cada estudiante tiene".

Destacó que los mismos maestros han manifestado que "se retroalimentan de nuevos conocimientos al acercarse a las experiencias y proyectos que sus alumnos generan", trabajo que se refuerza con la programación cultural del lugar.

Respecto a lo proyectado para 2014, dijo que la idea es crecer más "en actividades culturales y talleres, además de impulsar los nuevos proyectos que emanarán de los diversos colectivos y agrupaciones que tiene al interior este espacio".