Exigen camboyanos renuncia de primer ministro Hun Sen

Decenas de miles de camboyanos, respaldados por trabajadores de la industria de la confección en huelga, salieron hoy a las calles de Phnom Penh para exigir la renuncia del primer ministro Hun Sen, en el poder desde hace casi 30 años.

Las movilizaciones fueron convocadas por el líder del Partido Nacional del Rescate de Camboya, Sam Rainsy, quien exigió una revisión de los resultados en las elecciones parlamentarias de julio pasado, en las que ganó el gobernante Partido del Pueblo Camboyano.

"Exigimos que Hun Sen se vaya y se convoque una nueva elección", dijo el exministro de Finanzas a los manifestantes congregados en el centro de la capital camboyana, según un reporte de la agencia estatal de noticias china Xinhua.

El líder opositor consideró que el primer ministro y su gobierno -que catalogó de ilegal- no pueden ignorar el llamado de miles de personas, que exigen su renuncia y muestran su voluntad para que haya una cambio en el país, ubicado en el sureste asiático.

A las manifestaciones de este domingo se unieron trabajadores de la confección que están en huelga desde el pasado 15 de diciembre y acampan en un parque de Phnom Penh, en demanda de que aumente el salario mínimo mensual de 95 a 160 dólares.

Pese a las denuncias de la oposición de fraude electoral, el jefe de gobierno camboyano, quien ha estado en el poder durante 28 años, ha ignorado las demandas de la oposición para que haya una investigación sobre las elecciones y asegura que no va a renunciar.

Bajo el régimen de Hun Sen, Camboya se ha convertido en una de las principales economías del sudeste asiático, gracias al crecimiento de la industria de la confección y del calzado, así como a los crecientes lazos políticos y de inversión con China.

Sin embargo, el gobierno de Hun Sen se ha ganado el rechazo de muchos grupos, debido a sonados casos de corrupción, que han alejado a muchos de los seguidores del Partido del Pueblo Camboyano.