Lluvias y enfermedades trastocaron la vida en Colima

Aunado a las dificultades que la mayor parte de México enfrentó este año en diversos rubros, Colima padeció otros problemas que, por su seriedad, trastocaron la vida de los sectores más importantes de la entidad y, con ello, la de los colimenses.

El impacto de la tormenta tropical Manuel, a mediados de septiembre, la presencia y el inusitado incremento de la enfermedad citrícola denominada Huanglongbing (HLB) o "Dragón amarillo" y el aumento en casos e incidencia de dengue, fueron factores que en el transcurso del año afectaron la tranquilidad económica y social de la entidad.

No obstante, también se registraron aspectos o acciones que fueron bien vistas por la población, como los festejos por el centenario del natalicio de la política, escritora y primera gobernadora en el país, Griselda Álvarez Ponce de León, y la denominación del estado como Capital Americana de la Cultura 2014.

La tormenta tropical Manuel, que ingresó a territorio colimense la tarde del 15 de septiembre, fue catalogado el hecho más perjudicial para el estado en el año que concluye, pues sus efectos fueron devastadores para todos los sectores.

Ese día, ante la cercanía del fenómeno, el gobernador Mario Anguiano Moreno determinó la suspensión de todas las festividades por el aniversario del inicio de la Independencia de México, incluyendo la Ceremonia del Grito y el Desfile Cívico-Deportivo, acción preventiva a la que más tarde se sumarían los 10 ayuntamientos de Colima.

Las lluvias torrenciales que desde un día antes se registraban en todo el estado propiciaron también la suspensión de clases en todos los niveles educativos y la evacuación de los habitantes de las comunidades El Centinela, en Manzanillo, y Las Conchas, en Ixtlahuacán.

Sin embargo, esas fueron las primeras afectaciones dejadas por Manuel, pues conforme siguieron las precipitaciones, los daños fueron aumentando considerablemente, sobre todo en infraestructura carretera, educativa e hidráulica, así como en el sector agropecuario.

Ante la difícil situación, el mandatario estatal presentó la petición formal ante la Secretaría de Gobernación (Segob), a fin de que todo el estado fuese declarado zona de desastre.

El 3 de octubre, el propio gobernador dio a conocer que tras una evaluación, los daños generados por Manuel superaban los 242 millones de pesos, en su mayor parte correspondientes a infraestructura federal.

El 25 de octubre, y luego que la Segob emitió la Declaratoria de Desastre para todo el estado, Mario Anguiano anunció el inicio de la reconstrucción de Colima.

El Huanglongbing (HLB), enfermedad citrícola también conocida como "Dragón Amarillo", fue otro de los principales problemas que enfrentó la entidad, toda vez que el cultivo de limón es la principal actividad agrícola, con cerca de 24 mil hectáreas.

Sus devastadores efectos, que este año propiciaron la desaparición de prácticamente el 50 por ciento de la superficie cultivada de limón, provocaron que decenas de citricultores tomaran las instalaciones del Congreso del estado, el 29 de enero.

No obstante, y tras un acuerdo con las autoridades, el mismo día desalojaron el recinto legislativo, aunque funcionarios y legisladores federales reconocieron la situación de emergencia de la citricultura colimense, pues días después, la Sagarpa autorizó 22 millones de pesos para intensificar el combate del HLB, aunque la inconformidad siguió.

Luego de una serie de acuerdos que se dieron en los siguientes meses, el 11 de agosto confirmó el gobierno estatal la autorización de 85 millones para el combate del HLB, de los que ese mismo mes se entregarían poco más de 66 millones para poco más de 3 mil 500 productores del cítrico.

Paralelamente, Colima enfrentó en el 2013 un inusitado incremento de dengue, en comparación con las cifras registradas en el 2012, situación que se agravó desde el primer mes del presente año, al detectarse el primer caso del serotipo 4 de la enfermedad, en el puerto de Manzanillo.

El 19 de febrero, las autoridades sanitarias estatales determinaron agregar esta enfermedad a la Agenda de Seguridad en Salud, ante el riesgo de que aumentaran los casos o se presentara una situación de emergencia, y un día después se declararon en estado de alerta.

Sin embargo, el 4 de abril se registró el segundo caso de dengue serotipo 4, ahora en el municipio de Tecomán, lo que propició el establecimiento de un cerco epidemiológico para su aislamiento y contención, y acciones conjuntas con el gobierno del vecino estado de Michoacán, a fin de efectuar una megafumigación.

Semanas después, el 24 de junio, el secretario estatal de Salud, Agustín Lara Esqueda, admitió que desde el 30 de mayo se había registrado la primera muerte del año por dengue en la entidad, por lo que anunció el fortalecimiento de la fumigación con acciones extraordinarias emergentes.

Pese a ello, el problema se recrudeció tras el paso de la tormenta tropical Manuel, en septiembre, pues de nueva cuenta, el sector salud del estado se reportó en alerta, ante el riesgo del incremento de ese padecimiento, principalmente por el exceso de humedad, encharcamientos y el desbordamiento de las redes de aguas negras.

A punto de concluir el año, y según cifras oficiales de la Secretaría de Salud federal sobre la Semana Epidemiológica 50, al 16 de diciembre pasado, Colima presentó este año 12 mil 9 casos probables de dengue, mientras que en el 2012 registró solo mil 362.

Reporta mil 878 casos confirmados de dengue clásico y 840 de hemorrágico, para un total de 2 mil 718, además de tres defunciones.

Entre los hechos sociales registrados durante 2013 en la entidad, destaca la conmemoración del centenario del natalicio de la primera gobernadora en el país, Griselda Álvarez Ponce de León, y la denominación del estado como Capital Americana de la Cultura.

Fue el 20 de enero, cuando mediante la lectura de trabajos literarios de Griselda Álvarez, se dio inicio a las actividades para conmemorar el centenario de su natalicio.

El 8 de febrero, con un evento artístico y cultural en el Teatro Hidalgo de esta ciudad, y encabezado por el Ejecutivo estatal Mario Anguiano Moreno, iniciaron formalmente los festejos conmemorativos.

El 21 de marzo, con ofrendas florales, guardias y lecturas de obras literarias de su autoría, los colimenses conmemoraron el cuarto aniversario luctuoso de Griselda Álvarez.

El 5 de abril, al conmemorarse el centenario del natalicio de esa política y escritora, el Congreso del estado le otorgó en calidad de post mortem la medalla "Rey de Colimán", cuarta ocasión que se entrega, desde que fue instituida en diciembre de 1952. En sesión solemne, la presea fue recibida por el hijo de quien fue la primera gobernadora en el país, Miguel Delgado Álvarez.

El 9 de agosto, el Congreso del Estado aprobó por unanimidad que la escritora, política y ex gobernadora de Colima sea la primera cuyo nombre quedará asentado en la Rotonda de Colimenses Ilustres, cuando en marzo del año próximo se cumplan cinco años de su desaparición física.

Entre los hechos trascendentes de 2013, finalmente destaca la designación de Colima como Capital Americana de la Cultura 2013, "por ser considerado un estado con altos niveles de calidad y eficiencia, y por hacer de la cultura uno de sus elementos identificativos y estratégicos", anunció en abril Anguiano Moreno.

La designación le fue otorgada por el Buró Internacional de Capitales Culturales, (IBOCC, por sus siglas en inglés), que preside Xavier Tudela.

Como resultado de ello, el IBOCC efectuó este mismo año una intensa y amplia difusión internacional de la designación, y convocó a la selección de los "7 Tesoros del Patrimonio Cultural de Colima".

Los seleccionados, de 42 propuestos, fueron: la plaza de toros La Petatera, del municipio de Villa de Álvarez; la Celebración de los Chayacates, de Ixtlahuacán; el Pueblo Mágico de Comala; las Salinas de Cuyutlán; el Teatro Hidalgo de esta ciudad; el Ballet Folklórico de la Universidad de Colima, y el Paisaje de los Volcanes de Colima. NTX/JARCH/LCH/AJV/ESPECIAL13