Se queda Carolina del Norte con el Belk Bowl, tras vencer a Cincinnati

El equipo de la Universidad de Carolina del Norte le aguó la fiesta a Cincinnati, al quedarse con el Belk Bowl, luego de que llegará con récord de tres finales perdidas para sacudirse la mala y ganar 39-17.

Dos carreras de Romar Morris de 2 y 1 yardas colaboraron en la victoria de los "Tar Heels", quienes ademas consiguieron un "safety" en el primer cuarto.

Además, el novato Ryan Switzer protagonizó un impresionante regreso de 86 yardas en el el inicio del tercer cuarto, para poner el marcador 29-3 en ese momento, el receptor además fue nombrado Jugador Más Valioso del encuentro.

El quarterback de Carolina, Marquise Williams tuvo 171 yardas con 19 pases completos de 33 y una anotación con lo cual el equipo obtuvo su primer Belk Bowl, tras cuatros intentos, los primeros tres en 2004, 2008 y 2009 fueron infructuosos.

Bajo la dirección de Larry Fedora los Tar Heels, pudieron llegar a postemporada tras sobreponerse a un duro inicio de 1-5, mientras que Los Bearcats (9-3) no pudieron convertirse en el primer equipo en ganar dos tazones Belk consecutivos, luego de que en 2012 venciera 48-34 a Duke.