TEPJF anula elección de concejales en municipio oaxaqueño

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló la elección de concejales en el ayuntamiento de San Dionisio del Mar, Oaxaca, al considerar que se violó el principio de certeza.

Los magistrados señalaron que en dicho proceso no se concluyó el cómputo de los votos en una de las siete casillas instaladas para la celebración de los comicios realizados en julio pasado.

Ante ello, la Sala Superior resolvió convocar a elecciones extraordinarias, y revocar las constancias de mayoría entregadas a los candidatos de la planilla postulada por el Partido Social Demócrata (PSD).

El proyecto aprobado en sesión pública, elaborado por el magistrado Salvador Nava Gomar, señala que durante el cómputo de la casilla 839 básica, un grupo de personas incendió la totalidad de la papelería electoral, lo que impidió concluir el cómputo y con ello, determinar al ganador de los comicios.

El pleno acordó también revocar la resolución de la Sala Regional Xalapa del TEPJF que en su momento confirmó la validez de la elección y ordenó expedir la constancia de mayoría y validez a favor de la planilla de candidatos postulada por el PSD.

Al respecto, el magistrado Pedro Esteban Penagos López explicó que debido a que no fue posible computar los votos de la casilla 839 básica y ante la diferencia de ocho votos entre el primero y segundo lugar no era posible tener certeza sobre el resultado de la elección.

El magistrado ponente, Salvador Nava Gomar, dijo que la decisión de anular los comicios no se deriva del hecho de que haya sido quemada toda la papelería electoral de una casilla, sino en que no se pudo concluir el cómputo.

Por lo tanto, expuso, al no conocer el resultado del cómputo final de la casilla 839 básica, los jueces electorales no pueden determinar si éste era favorable a unos u otros.

En tanto, el magistrado presidente José Alejandro Luna Ramos subrayó que con esta resolución no se le da la razón al quejoso, es decir, al Partido Revolucionario Institucional (PRI), "sino que estamos tutelando la certeza que debe prevaler en un acto de esta naturaleza."

Recordó que el PRI pretendía que se le otorgara el triunfo al amparo de un acta notarial en la que se indica que al momento en que la papelería electoral fue destruida, el cómputo de los votos le favorecía.

Dejó claro que el citado principio constitucional -certeza- no se infringió con la destrucción de la papelería, sino por el hecho de que no exista ningún documento o prueba oficial para determinar al ganador de los comicios, ante lo cual debe llevarse a cabo una nueva elección.