Francia, protagonista en Copas del Mundo para bien o para mal

Desde que inició su participación en las Copas del Mundo la selección francesa de futbol siempre fue protagonista, y salvo en cuatro ocasiones siempre estuvo en los primeros diez lugares, hasta que en 1998 logró el título del orbe.

En Uruguay 1930, la primera justa del orbe, el conjunto galo debutó y terminó en la séptima plaza, aunque luego bajó posiciones, ya que en Italia 1934 pasó a ocupar el lugar nueve tras ser eliminado en primera ronda, la de octavos de final.

En su Mundial en 1938 fue eliminado en cuartos de final, mientras que en Suiza 1954 quedó en la primera ronda. Para Suecia 1958 logró una de sus mejores actuaciones, pues terminó en la tercera posición para luego, en Inglaterra 1966, dar un bajón al quedar fuera en la fase inicial.

Luego de perderse las Copas del Mundo de México 1970 y Alemania 1974, volvió a un mundial en Argentina 1978, donde fue eliminado en la fase de grupos y terminó en el lugar 12. A partir de ese momento volvió a ser protagonista, aunque luego llegaron altibajos.

En España 1982 protagonizó un memorable partido de semifinales ante Alemania Federal, que se impuso para llegar al duelo definitivo, mientras "Les Bleus" perdieron el choque por el tercer sitio; para México 1986 volvió a quedarse a un paso de la final, nuevamente al caer ante los teutones, pero sí fue tercero al superar a Bélgica.

Vinieron momentos complicados para el balompié galo, pues se perdieron las justas de Italia 1990 y Estados Unidos 1994, pero cuatro años después regresaron y en casa, donde aprovecharon su condición de local para coronarse por primera ocasión en su historia.

Con jugadores de calidad encabezados por Zinedine Zidane, la selección de Francia consiguió su primera y única Copa del Mundo al vencer en la final nada menos que a Brasil, que con todo y su estrella Ronaldo, sucumbió al futbol francés por 3-0.

Y de nuevo los altibajos, pues Francia volvió a bajar su nivel y en la justa de Corea del Sur-Japón 2002, a la que llegó como campeón defensor, tuvo una desastrosa actuación y quedó fuera en la primera ronda, con un empate y dos derrotas.

Sin embargo, en Alemania2006 estuvo cerca de la gloria al terminar como subcampeón. Tras dejar en el camino a España, Brasil y Portugal, se midió en el duelo por el título a Italia, que requirió de las penas máximas para ganar su cuarta corona mundial.

Pero fue en Sudáfrica 2010 donde el conjunto francés tuvo su peor actuación en las justas mundialistas al terminar en el lugar 29 tras una mala fase de grupos, donde empató sin goles con Uruguay, cayó 0-2 ante México y 1-2 contra el anfitrión.

Incluso, a ese mundial africano llegaron gracias a la repesca y a una mano de Thierry Henry en la repesca ante Irlanda, pero a pesar de todo, Francia ocupa un lugar privilegiado en la historia de las Copas del Mundo con el título logrado en 1998.