Piden 30 días para aviso de suspensión de operaciones aéreas oficiales

El senador del PAN, Salvador López Brito, consideró necesario que se avise por lo menos con 30 días de anticipación de la suspensión y realización de operaciones áreas oficiales, pues de lo contrario se provocan fuertes pérdidas económicas en la aviación comercial.

En un comunicado, el senador por Sinaloa propuso adicionar un párrafo al artículo 36 de la Ley de Aviación Civil, a efecto de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tenga la obligación de avisar cuando menos con 30 días de anticipación de la suspensión provisional de operaciones a los aeropuertos de nuestro país, cuando así lo requiera.

El objetivo de esta propuesta es llevar a cabo alguna actividad que implique la utilización del espacio aéreo por parte de las aeronaves del Estado, pues destacó que la navegación civil en el espacio aéreo sobre territorio nacional se rige por los tratados internacionales y por la Ley de Aviación Civil, que contempla el tránsito aéreo.

"La aviación civil es una de las actividades más importantes en la economía mundial, ya que estimula el comercio, turismo, genera oportunidades de negocio y mejora la calidad de vida de regiones desarrolladas y en desarrollo", explicó.

El senador señaló la problemática que representa no suspender o realizar de última hora las actividades áreas oficiales como es en caso de desfiles militares como fue el pasado 20 de noviembre, para conmemorar el 103 aniversario de la Revolución Mexicana.

Explicó que para esa fecha se organizó un acto encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, el cual se realizó en la Plaza de la Constitución y, si bien no se trató propiamente de un desfile militar, se programaron exhibiciones de aeronaves del Ejército y la Marina sobre el Zócalo, el pasado 20 de Noviembre.

Sin embargo, la Secretaría de Gobernación avisó que se cancelaban estas actividades aéreas entre el 7 y 8 de noviembre, y solo un día antes, el 19 de noviembre, se decidió que si se llevarían a cabo.

Debido a ello en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se suspendieron los vuelos comerciales durante aproximadamente dos horas y media, de las 10:00 a las 12:30 horas.

"El 19 de noviembre antes de mediodía comenzaron a enviarse los avisos a las dependencias: el desfile sí se haría en el Zócalo y se cerraría el aeropuerto por una parada militar con helicópteros, cuatro F-5 y 12 aviones PC-7.

"Esta situación de realizar un acto de manera tan apresurada y sin la debida planeación tuvo un impacto muy negativo y costoso para el AICM, las aerolíneas y, sobre todo, para las personas que pensaban salir o iban llegando a la Ciudad de México", puntualizó.

Informó que el cierre fue notificado a las autoridades de la terminal aérea el mismo martes 19 de noviembre por la tarde, es decir, con menos de 24 horas de anticipación. La Cámara Nacional de Aerotransportes y las aerolíneas expresaron su descontento por el cierre temporal del aeropuerto.

López Brito sostuvo que las aerolíneas definieron sus daños como "incalculables", por lo que informaron que pedirían ser resarcidas.

Algunas autoridades aeronáuticas internacionales solicitaron los detalles que motivaron el cierre de pistas por los posibles riesgos de seguridad en el espacio aéreo.

"Se suspendieron 157 vuelos (81 de llegada y 76 de salida) y hubo afectaciones a cerca de 200 operaciones mercantiles aéreas, lo que resultó en 15 mil usuarios afectados", se informó.

Además de que se presentaron muchas quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor de parte de los pasajeros, dado que los avisos de este retraso les llego cuando muchos de ellos ya se encontraban en la terminal aérea, por lo que les generó gastos adicionales de todo tipo.

El senador panista expuso que actualmente no existe disposición que obligue a la SCT a dar un aviso oportuno a los aeropuertos cuando permita el uso del espacio aéreo a las aeronaves clasificadas como del Estado.

Las naves consideradas del Estado se establecen en el artículo 5 de la misma Ley de Aviación Civil y puede ser las de propiedad o uso de la Federación distintas de las militares; las de los gobiernos estatales y municipales.

Así como las de las entidades paraestatales y las militares, que son las destinadas o en posesión del Ejército, Armada y Fuerza Aérea nacionales y que ese permiso repercuta en las operaciones de los aeropuertos.