Responsabilizan a régimen de al-Assad por atentado en Beirut

El principal grupo de la oposición siria responsabilizó hoy al régimen de Bashar al-Assad, a Irán y al grupo chiíta Hezbolá por el atentado en Beirut que mató a Mohammed Shattah, un destacado político libanés contrario al gobierno sirio.

"Los asesinos (...) son los mismos que mataron y continúan matando a sirios en Quseir, Qalamoun, Ghouta, Alepo, Homs e Idlib", señaló el Consejo Nacional Sirio (CNS), el principal grupo de la Coalición Nacional Siria, en un comunicado divulgado por la cadena árabe Al Arabiya.

"Ellos son, sin duda, la alianza entre los regímenes sirio e iraní y sus agentes en Líbano liderados por la fanática y sectaria milicia de Hezbolá", dijo el CNS.

Agregó que esa "alianza sanguinaria demuestra cada día que es la principal fuente de terrorismo y de extremismo que amenaza la seguridad y la estabilidad regionales".

Shattah, exministro de Finanzas de Líbano y miembro influyente de la coalición "14 de Marzo" contrario al régimen sirio, murió la víspera en un atentado con carro bomba en el centro de la capital libanesa, un país dividido entre partidarios y opositores al régimen de al-Assad.

Además de Shattah, de 63 años de edad, otras siete personas murieron y 71 resultaron heridas, asimismo más de 10 edificios quedaron dañados.

Según la policía libanesa, el convoy de Shattah fue atacado cuando se dirigía a la residencia del ex primer ministro Saad Hariri, situada en el centro de Beirut, para asistir a una reunión referente a la campaña de la alianza del "14 de Marzo".

Saad Hariri, primer ministro de Líbano entre 2009 y 2011, es hijo de Rafik Hariri, también primer ministro, asesinado en 2005.

El régimen sirio desmintió cualquier implicación en el atentado y denunció "acusaciones erróneas y arbitrarias" que tienen su origen en el "odio político", mientras Hezbolá condenó el "atroz" ataque que busca "destruir el país".

Este sábado, el Alto Consejo de Defensa de Líbano, máximo organismo en cuestiones de seguridad, celebró una reunión de crisis, un día después del atentado que se cobró la vida de Shattah, quien será enterrado mañana domingo en Beirut.

Su partido, el 14 de Marzo, llamó a todos los libaneses a asistir al funeral para "expresar la ira nacional" por el asesinato.