Caracteriza a Angelina Muñiz-Huberman rompimiento de géneros

Precursora de la novela neohistórica en la literatura mexicana, la ensayista, narradora y poeta de origen francés, Angelina Muñiz-Huberman, quien nació el 29 de diciembre de 1936, es reconocida como la dueña de una pluma caracterizada por la mezcla de géneros literarios y el rompimiento de las formas establecidas.

Autora de más de 40 títulos publicados, entre los que destacan géneros como el ensayo, la poesía, el cuento y la novela, Muñiz-Huberman ha destacado como catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y colaborado en diarios y revistas de circulación nacional.

Nació en Hyéres, Francia, a consecuencia de la Guerra Civil Española (1936-1939) que en ese momento se desarrollaba.

Hija de españoles exiliados, se naturalizó mexicana en 1954. Más tarde obtuvo un doctorado en letras y en lenguas romances por la UNAM y la Universidad de Pennsylvania y City University of New York, respectivamente.

Cuenta, también, con estudios en filología y literatura impartidos por El Colegio de México, según información de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes en su portal de internet.

El sendero académico de la ensayista incluye a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en la cual ha impartido cátedra, además de ser reconocida como miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA) entre 1994-2000 y 2004, explica el sitio "revistadelauniversidad.unam.mx".

Mientras que el portal "materialdelectura.unam.mx" señala que la escritora mexicana es conocida como miembro del grupo "Hispanoamericano", integrado por españoles exiliados, entre los que se encuentran figuras como Luis Rius, Inocencio Burgos, Juan Espinasa, José de la Colina, José Pascual Buxó, Horacio López Suárez, Enrique Rivas y Ramón Xirau, entre otros.

El exilio y la familia son algunos de los temas que la escritora ha destacado en sus obras, debido a su experiencia con la Guerra Civil Española.

Entre sus publicaciones de cuentos destacan "Huerto cerrado, huerto sellado" (1985), "De magias y prodigios" (1987), "El libro de Miriam y Primicias" (1990), "Los brazos necesitan almohadas" (1991) y "Serpientes y escaleras" (1991).

Dentro del género de la novela, Angelina Muñiz-Huberman cuenta con publicaciones bajo los títulos "Morada interior" (1972), "Tierra adentro" (1977) y "La guerra del unicornio" (1983), entre otros.

La escritora sobresale por su poesía y ensayo, gracias a las obras "El mundo de la mujer" (1967), "Vilano al viento" (1982), "Doce expresiones plásticas de hoy" (1988), "Las raíces y las ramas y "Fuentes y derivaciones de la Cábala hispanohebrea" (1993).

Ha colaborado en publicaciones como "Cuadernos del viento", "Diálogos", "El Rehilete", "Hispamérica", "La Jornada Semanal", "Noah", "Nueva Revista de Filología Hispánica", "Proceso", "Sábado", "Thesis" y "Vuelta".

La también narradora ha sido galardonada con el Premio Magda Donato 1972, el Premio Xavier Villaurrutia 1985, el Premio Internacional de Novela Sor Juana Inés de la Cruz 1993 y el Premio Universidad Nacional en Creación Artística y Extensión de la Cultura 2003.