Más de un millón de desempleados dejarán de recibir pago de seguro

La Casa Blanca urgió hoy a los legisladores republicanos a apoyar sin demora una iniciativa de ley que permita extender la vigencia de una ley de seguro de desempleo de largo plazo, que expirará este sábado.

El director del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, Gene Sperling, dijo que la inacción del Congreso sobre esta ley en momentos que el mercado laboral requiere apoyo "desafía el sentido común económico".

Sperling recordó que nunca antes el gobierno había cortado el seguro de desempleo de largo de plazo, cuando la economía registra niveles altos de desempleo como ahora.

"Esto significaría un revés para estas familias y nuestras economía", advirtió sobre el eventual recorte, que afectaría de inmediato a 1.3 millones de personas, que han permanecido desocupados durante 26 o más semanas, y que en promedio reciben 300 dólares a la semana.

Su impacto sería mayor en estados con alta población como Nueva York, Nueva Jersey, Florida, Texas y California.

Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la cámara baja, calificó por su parte de "inmoral" el fin de esta ley, que representa un salvavidas para millones de desempleados, y "una abdicación de nuestras obligaciones".

"El primer asunto en la agenda del Congreso en el año nuevo debe ser la extensión del seguro de desempleo de largo plazo. Esa debe ser nuestra prioridad desde el primer día de trabajo", dijo en un comunicado.

Sperling dijo que Obama "alentaba tanto a líderes demócratas como republicanos" a apoyar una iniciativa bipartidista pendiente en el Senado y que el líder de la cámara Harry Reid ofreció llevar al pleno para su votación tan pronto el Congreso regrese a actividades en enero.

La iniciativa del senador demócrata Jack Reed y el republicano Dean Heller daría un respiro a estos trabajadores al extender el pago de beneficios por tres meses más, dando así tiempo para que ambas partes forjen un acuerdo de largo plazo.