Conapred impulsó reconocimiento de afrodescendientes en 2013

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) refrendó este 2013 su compromiso para incidir en los cambios estructurales del país, a fin de que se reconozca a la población afrodescendiente y se incluya en las políticas públicas.

Ricardo Bucio Mújica, titular de la institución, indicó a principios de año, al presentar la Agenda Estratégica 2013-2015, que México es de los pocos países del continente americano que aún no reconoce legalmente a ese sector de la población.

"México es uno de los dos o tres países en América Latina que no reconoce legalmente a su población afrodescendiente y que no la ha incluido en las estadísticas censables, y a partir de eso tampoco está reconocida en las políticas públicas", dijo.

Durante su participación en mayo pasado en el primer foro "Los pueblos afromexicanos. La lucha actual por su reconocimiento", refirió que en el Conapred existe un grupo de trabajo para dar cumplimiento a la "Convención y eliminación de todas las formas de discriminación racial".

Precisó que dicho grupo es coordinado por la institución que preside y la cancillería mexicana, en el que dentro de la agenda se encuentran las obligaciones de las dependencias públicas de todos los niveles y órdenes de gobierno.

Indicó que tanto el grupo de trabajo como el proceso de planeación para incluir la no discriminación en el Plan Nacional de Desarrollo, "van a empujar a que tengamos la iniciativa de reforma constitucional para el reconocimiento y la inclusión de la población afro en el conteo de Población y Vivienda de 2015".

La propuesta contra la discriminación de pueblos afrodescendientes fue llevada a la Tercera Cumbre Mundial de Mandatarios y Alcaldes Afrodescendientes, celebrada en septiembre pasado en Bogotá, Colombia.

Ahí, Bucio Mújica refirió que el racismo y los estigmas sociales por el origen étnico y el color de piel, impiden a las poblaciones afrodescendientes el ejercicio de sus derechos en igualdad de condiciones.

Planteó la necesidad de contar con estrategias que permitan a los gobiernoS de la región avanzar en la aplicación de políticas públicas en favor de esos grupos sociales.

El funcionario manifestó que entre las acciones a aplicar se encuentran la visibilización de ese sector de la población, el desarrollo de acciones educativas, la capacitación y la adecuación de la legislación para su real defensa y protección.

En este sentido, en la sesión plenaria donde participaron más de tres mil personas procedentes de África, América Latina, el Caribe y Estados Unidos, se coincidió en impulsar los trabajos necesarios para volver efectivos los marcos jurídicos nacionales en materia de inclusión, paz y no discriminación hacia los pueblos afrodescendientes.