Exige Nicaragua eliminar orden de captura de "comandante cero"

La Policía de Nicaragua exigió hoy a la Interpol la anulación de la orden internacional de captura del asesor presidencial Edén Pastora, o "comandante cero", y la "eliminación inmediata" de los datos en poder del organismo sobre el funcionario.

La directora de la Policía, Aminta Granera, en una nota al secretario general de la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol), Ronald K. Noble, adujo la "plena inobservancia" de los reglamentos internos al emitir la Notificación Roja.

La Nota Roja, orden de captura internacional, tiene el número de control A-6734/10-2023 a petición de Costa Rica en contra de Pastora.

La solicitud de la Oficina Central Nacional Interpol de Costa Rica, fue realizada "en plena inobservancia" al reglamento de Tratamiento de Datos y "sin cumplir con los estatutos, principios y objetivos" del organismo, agregó Granera.

Los presuntos delitos señalados por Costa Rica, añadió, habrían sido cometidos en un territorio en disputa entre ambos países en el delta del río San Juan, en el Caribe.

El gobierno de la presidenta Laura Chinchilla acusó a Pastora de los supuestos delitos de usurpación de bienes de dominio público e infracción a la ley forestal en territorio costarricense.

El territorio, agregó, "es objeto de una disputa limítrofe internacional" entre Nicaragua y Costa Rica en un juicio que se tramita en la Corte Internacional de Justicia de La Haya desde noviembre de 2010.

Costa Rica ha actuado de "mala fe" por "no haber proveido de todos los datos pertinentes y actualizados del caso" relativos a la calidad, licitud de la información y la transparencia "atentando en contra de la neutralidad de la organización", afirmó la nota oficial.

Además, el país vecino "ha pretendido utilizar" la orden internacional de captura en contra de Pastora con "fines políticos".

El diferendo limítrofe se originó por el dragado del río San Juan, a cargo de Pastora y ha generado graves tensiones políticas y diplomáticas entre ambas naciones centroamericanas.

Costa Rica acusó a Nicaragua de daños ambientales e invasión a una zona de 2.5 kilómetros cuadrados de humedales en el delta del río, conocida como Isla Calero (por Costa Rica) y Harbord Head (por Nicaragua).

A su vez, Managua demandó a San José por presuntos daños ambientales derivados de la construcción de una carretera paralela al San Juan.

La Corte unificó las dos demandas en un solo juicio y emitirá su fallo el próximo año o en 2015.