Asambleísta pide más recursos para prevenir y combatir VIH/Sida en DF

La diputada Miriam Saldaña aseguró que en el Distrito Federal existen 23 mil 949 personas infectadas con VIH/Sida, 16 por ciento de los casi 150 mil casos registrados en el país, por lo que urgió a destinar más recursos a la prevención y atención de ese mal.

La asambleísta sostuvo que esta ciudad ocupa el primer lugar en la tasa de incidencia acumulada por el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), con 270.6 casos por cada 100 mil habitantes, y cada año son diagnosticados entre mil 200 y mil 300 nuevos casos.

Saldaña Cháirez detalló en entrevista que 26 por ciento corresponden a jóvenes de entre 15 y 29 años; 50 por ciento a personas de 30 a 44 años, y se estima que existen más de 150 mil varones homosexuales, de 15 a 40 años en la capital mexicana.

Refirió que según el Instituto Nacional de Salud Pública, únicamente ocho por ciento de las personas infectadas por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) asisten a sitios de reunión públicos, como bares, discotecas y parques, entre otros.

La coordinadora del Partido del Trabajo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) precisó que en esta capital la mayoría de las nuevas infecciones están asociadas a jóvenes, que inician su vida sexual activa.

Destacó que en todo el mundo el VIH/Sida es la principal causa infecciosa de mortalidad, pues a la fecha han fallecido más de 27 millones de personas, y se calcula que cada año fallecen por esta causa dos millones de afectados.

De ahí la importancia de respaldar y fortalecer los programas de salud de los gobiernos federal y de la ciudad de México, a fin de tener un mejor control y tratamiento adecuado de quienes padecen esta grave enfermedad.

En este contexto mencionó el caso de la Clínica de Especialidades Condesa, la más grande en su tipo de América Latina, que atiende al mayor número pacientes con VIH en el país, y donde cinco mil 449 personas reciben tratamiento antirretroviral gratuito y otros servicios especializados.

Miriam Saldaña opinó que se deben canalizar más recursos a la clínica, pues brinda el servicio de detección del VIH, sífilis, hepatitis B y C, además de asesoría, orientación y acompañamiento en los temas de Sida, infecciones de transmisión sexual y evaluación de prácticas de riesgo.