Inició Tabasco su primer gobierno de alternancia en 2013

El primer encarcelamiento de un ex gobernador de Tabasco y de ex funcionarios por acusaciones de corrupción, el inicio del primer gobierno de alternancia y la conflagración en un pozo petrolero, entre otros temas, destacaron en la entidad en 2013.

También causó polémica la humillación de un niño indígena por parte de un funcionario público y que fue difundida en redes sociales, además de que, por primera vez en 83 años, en el estado inició un gobierno que ya no era emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ahora surgía del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el principal instituto opositor, con Arturo Núñez Jiménez como gobernador.

Asimismo, en el Poder Legislativo, el PRD logró por vez primera la mayoría absoluta con 19 de 35 diputados y 10 de los 17 ayuntamientos.

En su toma de posesión, el mandatario estatal aseguró que a quienes habían saqueado el erario de Tabasco no les esperaba el disfrute de rentas ajenas, sino la cárcel, por lo cual se inició la integración de una averiguación previa y citatorios contra ex funcionarios.

Así, el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, fue detenido tras retornar a México procedente de Miami, Florida, el 11 de junio de este año, casi un mes después de conocerse un audio en el que presumió poseer 400 pares de zapatos, 330 trajes y mil camisas, entre otros artículos.

Granier Melo fue acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por 35 millones 338 mil 315 pesos durante los ejercicios fiscales de 2009 a 2012.

El ex mandatario estatal fue trasladado el 11 de julio del Reclusorio Oriente en la Ciudad de México al Penal Femenil de Tepepan, donde se encuentra recluido desde entonces, debido a problemas de salud, por lo cual no ha sido trasladado a Tabasco.

Fue el pasado 10 de diciembre, que la Procuraduría General de Justicia de Tabasco (PGJE) consignó la averiguación previa DGI-067/2013 por el probable delito de peculado en pandilla en contra del ex gobernador Andrés Granier Melo por desvíos de dos mil 204 millones de pesos en el ejercicio 2012.

También se acusó al ex secretario de Finanzas, José Manuel Saiz Pineda; al ex subsecretario de Egresos, Miguel Ángel Contreras García, y al ex director de Tesorería, Alejandro Villegas Aparicio.

En este contexto, el 22 de mayo, en una propiedad de Lomitas, Nacajuca, fueron hallados durante un cateo 88.5 millones de pesos en efectivo, dentro de cajas de cartón, los cuales se atribuyeron a personas presuntamente ligadas al ex secretario de Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda.

El ex funcionario fue capturado el 8 de junio cuando intentaba ingresar a Estados Unidos, por lo cual fue traído a la entidad, donde se encuentra internado en el penal de Villahermosa por la posible comisión de delitos como peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Asimismo, en días posteriores fueron citados a comparecer ante la fiscal especial del caso, Luz del Alba Pardo Cruz, distintos ex secretarios del gabinete anterior, y ocurrieron detenciones de otros más.

Entre los que se encuentran encarcelados están el ex director de Contabilidad Gubernamental, Leoncio Lorenzo Gómez; y la ex directora de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, Clisceria Rodríguez Alvarado.

Además, la ex jefa de Caja de Finanzas, Esperanza Mayo Martínez y la ex directora de atención al público de la Policía Estatal de Caminos, Rosa Mélida López Villanueva.

En materia de salud, el elevado número de casos registrados de dengue en Tabasco en los meses de junio, julio y agosto, provocó que ante el riesgo de una epidemia, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) emitiera una Declaratoria de Emergencia Epidemiológica.

En este sentido, el 28 de agosto se decidió emitir la declaratoria pues había ya un acumulado de tres mil 657 casos y cuatro fallecimientos, que colocaba a Tabasco en primer lugar de incidencia.

En la temporada de lluvias, Tabasco volvió a registrar afectaciones por desbordamiento de ríos y encharcamientos, principalmente en zonas rurales, por lo cual seis municipios fueron declarados en emergencia a mediados de noviembre por la Secretaría de Gobernación.

En el punto más álgido de las afectaciones, el Centro Estatal de Operaciones de Protección Civil reportó que de los 17 municipios del estado, 16 registraban daños por lluvias del frente frío número 12 y la cifra de personas afectadas superó las 113 mil, además de cortes carreteros y escuelas cerradas.

Asimismo, otro aspecto relevante este año en la entidad fue el caso del niño chiapaneco conocido inicialmente como "Manuelito" y que luego sería identificado como Feliciano Díaz Pérez, al cobrar fama porque el 23 de julio un funcionario del ayuntamiento de Centro (Villahermosa) lo humilló por ganarse el sustento en la calle con la venta de algunos pequeños productos como son los chicles.

El hecho cobró trascendencia al ser videograbada la acción y difundida en redes sociales, lo que evidenció la situación que viven algunos niños indígenas locales en situación de calle en esta capital y, causó asimismo el cese del funcionario Juan Diego López, quien en plena calle arrojó al suelo los productos que vendía el infante.

Por otra parte, al ser Tabasco un estado con intensa actividad petrolera, el pasado 27 de octubre se registró una fuga de gas en el pozo Terra 123 en Nacajuca, lo que obligó a quemar más combustible a la atmósfera, mientras las instalaciones colapsaron días después.

El 21 de diciembre Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer que fue sofocado por completo el incendio de un pozo de hidrocarburos ubicado en Tabasco, que llevaba 53 días ardiendo.

La conflagración causó molestia y reclamos en pobladores cercanos a las instalaciones, por lo cual se formó una mesa de atención en la que participan los tres órdenes de gobierno y la paraestatal.