Invita arzobispo a vivir más que festejar la Navidad

El arzobispo José Ulises Macías Salcedo manifestó que la Navidad es una fiesta grande que debe vivirse.

En su mensaje navideño, el prelado manifestó que "la Navidad es una fiesta, pero no sólo es social; una cosa es celebrar la Navidad y otra cosa es vivirla, para celebrarla hemos encontrado muchas formas y bonitas de hacerlo".

Los villancicos, los árboles de Navidad, regalos, cena, vacaciones y aguinaldos son una forma de festejar este importante acontecimiento, planteó.

Sin embargo, destacó, "vivir la Navidad es preparar nuestras vidas, nuestro corazón para que el señor Jesús, el niño Dios nazca en nosotros y nace por la caridad, por el perdón, por la reconciliación".

Manifestó que vivir la Navidad es también preparar la cuna, que es el corazón, para recibir al niño Dios y si las puertas del hogar también están abiertas se vivirá este acontecimiento y no solamente se celebrará.

Mientras, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, el obispo Felipe Arizmendi Esquivel invitó en su mensaje de Navidad a los creyentes a confiar en la palabra de Dios "que es capaz de iluminar cualquier situación de nuestra vida, por difícil que parezca".

Dijo que "pasamos por momentos difíciles, ya sea por falta de salud, trabajo y recursos económicos, ya sea por problemas familiares", y agregó que se quisiera que todo fuera dicha y felicidad, pero no se tiene seguridad de lo que nos vendrá.

"Hay temores y angustias, inseguridad y violencia, crímenes inexplicables, hogares desintegrados, jóvenes sin esperanza, migrantes sin protección, indígenas y campesinos postrados en la miseria, pobres y excluidos que aumentan en todas partes", lamentó.

Pero, "quienes recibimos el tesoro de la fe cristiana, encontramos en la Palabra de Dios una luz capaz de iluminar cualquier situación de nuestra vida. En los sacramentos, sobre todo en la Eucaristía, Dios nos acompaña, está a nuestro alcance, continúa vivo y resucitado para nosotros", afirmó