Comparte Stella Caldwell su fascinación por el antiguo Egipto

Como una atractiva invitación a adentrarse en las maravillas y misterios de una de las más enigmáticas civilizaciones antiguas, fue creado el libro "Los secretos del antiguo Egipto", que Stella Caldwell escribió motivada por el descubrimiento de un antiguo diario de su tatarabuelo James.

Disponible en México, el material ofrece mucho más que un conocimiento enciclopédico sobre el tema, pues apoyado por bellas fotografías de reconstrucciones hechas a los vestigios del alto y bajo Egipto, contagia de curiosidad al lector.

Dominado por diversas dinastías de faraones, que van del año 3000 a.C, al 30 a.C y que dejaron como legado impresionantes monumentos, tumbas y ornamentos, Egipto, describe James Caldwell, "Tiene, por un lado, la ruda belleza del desierto y los infinitos encantos de este río sorprendente".

"Pero, por el otro, cuenta con una ruinas magníficas -los bellos templos y las misteriosas tumbas- que no han dejado de emocionarme en los últimos meses", señala en un texto fechado el 10 de mayo de 1874.

Stella Caldwell, investigadora de la Universidad de Oxford, comparte así el testimonio de su ancestro, quien había podido viajar en las postrimerías del siglo XIX a tierras egipcias y presenciar una fase de exploración, dejando registro fiel de la fascinación que ejerció en él ese recorrido por tierras extraordinarias.

Detalla desde su ubicación geográfica, hasta su forma de organización y gobierno, su cultura, usos y costumbres, dioses y mitos; combinando la descripción con magníficas fotos e ilustraciones que hacen de éste un volumen de colección.

Las imponentes pirámides y sus trazos perfectos, la gran esfinge, sus técnicas de embalsamiento y los jeroglíficos de su escritura también ocupan un lugar preponderante en la publicación de editorial Larousse.

No podían faltar los relatos sobre El Valle de los Reyes, los saqueadores de tumbas; Ramsés el Grande, Tutankamón, el rey niño; las legendaria maldición que habría precedido la exploración de Howard Carter, su descubridor; o la reivindicación de la reina faraón Hatshepsut.

Para finalizar, el material dedica un apartado a Cleopatra, la reina que se supone fue sepultada al lado de Marco Antonio y cuyos restos se presume estarían en algún lugar del fondo del Mar en Alejandría, lo cual sigue moviendo a curiosidad entre curiosos y caza tesoros.