SSA trabaja para enfrentar problema de embarazos en adolescentes

La Secretaría de Salud (SSA) trabaja para enfrentar el problema de embarazos en adolescentes, por lo que prevé asegurar el abasto de anticonceptivo y su acceso efectivo en 2014, a fin de lograr incrementar la cobertura, señaló su titular Mercedes Juan.

Recordó que en 2012 el embarazo en jóvenes fue de 51.9 por ciento, con un aumento de nacimientos de 6.8 por ciento, en tanto que se le asocia con mayor morbilidad y mortalidad materna y neonatal, que en México representa 15.4 por ciento de las muertes maternas en menores de 20 años.

La funcionaria federal indicó que para disminuir ese problema se llevan a cabo diversos programas y campañas enfocadas a esta población.

Informó que se ha detectado un problema de acceso y abasto de métodos anticonceptivos en casi todo el país, sobre todo en la oferta para adolescentes.

Reiteró que ante esa problemática "se realizan acciones para asegurar el abasto oportuno de los métodos en todas las unidades médicas", financiados por el Seguro Popular para que las entidades federativas realicen las compras y distribución respectiva.

Aunado a ello, dijo, se gestiona que con estos recursos del Seguro Popular, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva adquiera a partir de 2014 los métodos anticonceptivos que requieren los servicios de salud en los estados y asegurar el abasto, a través de una compra consolidada.

Mercedes Juan añadió que la SSA, en los últimos años, ha promovido y adquirido nuevas tecnologías en métodos anticonceptivos, como parches, anticoncepción post evento obstétrico, DIU, pastillas, condón, anticoncepción de emergencia e implante, para disminuir el embarazo adolescente, con lo cual se cubrió este año casi 10 por ciento de las necesidades de las entidades.

Como parte del problema a enfrentar, indicó que de acuerdo con los certificados de nacimiento se observa que en los tres últimos años han incrementado los nacimientos en mujeres menores de 20 años, de 2010 a 2012 en 6.8 por ciento, al pasar en 2010 a 362 mil 351, en 2011 a 382 mil 65 y en 2012 a 388 mil 658.

Respecto a las estadísticas, detalló que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), en 2012 51.9 por ciento de las adolescentes estuvieron embarazadas, en comparación con lo reportado en 2006, que fue de 61 por ciento.

Mercedes Juan también señaló que la tasa de fecundidad, en mujeres de 12 a 19 años, se observó un incrementó, al pasar de 30.0 por cada mil mujeres en 2006 a 37.0 para el 2011.

Frente a esta problemática, sostuvo que "la prevención del embarazo adolescente requiere cubrir otras necesidades, como lo está impulsando la presente administración con el concurso de diferentes sectores gubernamentales".

Puntualizó que en la actual administración se promueven el desarrollo de los adolescentes, generando alternativas de vida, como son las educativas, recreativas, de empleo y de participación social y comunitaria".

Dijo que en 2012 ocurrieron 2.2 millones de nacimientos, de los cuales, uno de cada seis, es decir, 16.4 por ciento, fueron de madres adolescentes de 15 a 19 años de edad.

Como parte de las acciones contra esa problemática, la responsable del sector Salud también resaltó que se ha trabajado estrechamente con la Secretaría de Gobernación, a través del Consejo Nacional de Población, para impulsar campañas en medios masivos de comunicación.

Mencionó que el 2 de diciembre inició la difusión de la campaña de planificación familiar en su versión "Prevención del embarazo en adolescentes", a través de televisión, radio y redes sociales de Internet, la cual se pretende continuar en 2014.

A través de ese programa, explicó, se transfieren recursos a los estados para llevar a cabo foros y actividades juveniles sobre salud sexual y reproductiva, capacitación y sensibilización de prestadores de servicios e instrumentación del modelo de atención integral a la salud sexual y reproductiva para adolescentes, diseñado en colaboración con el Fondo de Población de Naciones Unidas.

Juan López resaltó que las acciones pretenden contribuir a que la población adolescente disfrute sus derechos sexuales y reproductivos, de manera libre, responsable e informada, a través de incentivarlos para una sexualidad responsable y protegida, respetando la diversidad cultural y sexual.

Para ello, dijo tanto la SSA como otras instituciones públicas que conforman el Sistema Nacional de Salud, aplican programas y acciones que contribuyen a disminuir el embarazo entre los adolescentes, enfocados a promover estilos de vida saludable y de bajo riesgo entre los adolescentes.

Además se da capacitación al personal de Salud para ofrecer servicios de calidad y con innovación tecnológica, así como asegurar el abasto en las unidades para ofrecer servicios adecuados para los adolescentes, como el Programa "Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes", que se desarrolla en las unidades médicas con acciones enfocadas a crear servicios amigables para jóvenes.