Pasó España por altibajos antes de ser campeón del mundo

España tiene una de las ligas más vistosas del mundo por la cantidad y calidad de jugadores locales y foráneos que ahí militan, sin embargo, eso no había sido suficiente para trascender en una Copa del Mundo, lo que logró en Sudáfrica 2010.

Antes de coronarse en el "continente negro", la mejor actuación de la "Furia roja" en un mundial fue en Brasil 1950, donde ocupó la cuarta plaza al quedar en el sótano de la ronda final, detrás del campeón Uruguay, Brasil y Suecia.

Las actuaciones de España en los mundiales comenzaron en Italia 1934, donde llegó a cuartos de final y terminó en la quinta posición, mientras que en Brasil 1950 fue cuarto; en Chile 1962, Inglaterra 1966 y Argentina 1978 fue eliminado en la primera ronda.

Como local, en España 1982, fue duodécimo al quedar fuera en segunda fase pese a contar con el apoyo de su afición; en México 1986 llegó a cuartos de final, eliminado en tandas de penales por Bélgica luego de empatar 1-1 tras 120 minutos.

En Italia 1990 se quedó en "octavos" al caer 2-1 ante Yugoslavia en tiempo extra, mientras que en Estados Unidos 1994 repitió entre los ocho mejores; goleó 3-0 a Suiza para acceder a cuartos de final, donde Italia se encargó de dejarlos fuera con un 2-1.

Poco a poco el cuadro ibérico iba dando muestra de querer gritar al mundo su crecimiento futbolístico conforme crecía su liga, pero no podía reflejarlo en las justas del orbe, incluso en Francia 1998 tuvo una de sus peores actuaciones y se quedó en la primera fase.

En Corea del Sur-Japón 2002 terminó en la quinta posición general, eliminado en cuartos de final por el anfitrión surcoreano en penales, y sufrió un retroceso en Alemania 2006, pues quedó marginado de la competencia en "octavos" por Francia, pero vendría lo mejor para la "Furia".

Con la corona de la Eurocopa 2008 en su poder y guiados por Vicente del Bosque, quien llegó luego de ese título, los españoles dieron muestra de su dominio en los últimos años al consagrarse en Sudáfrica 2010, luego de vencer en la final 1-0 a Holanda en tiempo extra.

La de Brasil será la decimocuarta aparición de España en una justa del orbe, a la cual llegará como uno de los favoritos a conquistar y como vigente monarca en busca de revalidar su título, algo que será difícil, pero no imposible.