Piden FARC y ELN cese al fuego bilateral como compromiso de paz

Las FARC y el ELN, las dos mayores guerrillas de Colombia, pidieron hoy al gobierno que se concrete un cese al fuego y de hostilidades como demostración de que las partes enfrentadas están comprometidas con el fin de la guerra.

En un mensaje de Navidad y Año Nuevo, los grupos rebeldes señalaron que "corresponde a la sociedad colombiana realizar el más grande esfuerzo para lograr que se atienda y concrete el llamado a acordar un cese bilateral del fuego".

Aseguraron que "la población colombiana que vive en medio del conflicto (armado interno) así lo requiere, y ello sería la mejor demostración de que en verdad las partes enfrentadas estamos por la paz", tras medio siglo de confrontación.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen desde noviembre de 2012 negociaciones con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en Cuba, para acabar con una guerra que ha dejado seis millones de víctimas.

Por su parte, el rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) se ha declarado dispuesto a iniciar conversaciones de paz con el Ejecutivo, proceso que, según allegados a las partes, podría comenzar a comienzos del próximo año.

En el mensaje, divulgado este miércoles, las dos guerrillas concluyeron que la guerra que han librado durante más de medio siglo "no es la salida más conveniente para el país" y que "el camino correcto es el de la paz (y), la reconciliación".

Las máximas instancias de las FARC y el ELN consideraron en la misiva, difundida por internet, que esa paz debe estar "cimentada en la justicia social, capaz de superar las causas que originaron el terrible conflicto que consume hoy a Colombia".

"Si alguien en Colombia quiere la paz, es precisamente la insurgencia", indicaron las organizaciones insurgentes, al insistir en que para que el proceso sea exitoso debe contar con la participación de toda la sociedad o sus grandes mayorías.

Afirmaron que "la paz significa justicia, equidad social y democracia" y "los guerrilleros colombianos tenemos plena disposición a asumir los retos que nos exige una paz así".