Muestra Caracas inusual calma a media semana por Navidad

La capital venezolana mostró hoy una inusual calma y tranquilidad, sin el acostumbrado y ruidoso embotellamiento de automóviles, camiones y motociclistas, debido a los festejos navideños.

Tras una Nochebuena que, en contraste con años anteriores, también se caracterizó por el poco movimiento de caraqueños y un también moderado uso de fuegos artificiales, este miércoles sólo en algunos jardines y plazas públicas se notaba actividad.

Sin embargo, sí era notable la asistencia de personas sobre bicicletas, patines, patinetas o trotando en la Avenida Boyacá, que bordea de este a oeste al cerro el Avila (rebautizado como Guaraira Repano) en el norte de la capital.

También era notable, en el borde de la misma vía, una larga fila de personas que se aprestaban a comprar boletos para abordar el teleférico que transporta a la cima de esa montaña, desde donde se divisa el puerto de La Guaira y se goza de una pista de patinaje.

Se espera que la actividad aumente en horas de la tarde, cuando los caraqueños salgan de sus domicilios hacia restaurantes y cines o a visitar a amigos y familiares a quienes no pudieron felicitar durante la celebración de la cena de Nochebuena.

Para este jueves se espera que la calma continúe en la ajetreada capital del quinto país productor mundial de petróleo, cuyos habitantes con seguridad buscarán más bien las numerosas playas de los colindantes estados de Miranda y Vargas.