León Michel fue "La voz de América", querido en varios países

El locutor y actor mexicano, León Michel, quien falleció hoy a los 82 años víctima de neumonía, fue considerado como "La voz de América", querido y respetado en varios países de habla hispana, afirmó su hijo.

"Lo conocían como 'La voz de América' gracias al gran trabajo, a su maravillosa voz conocida en Centro y Sudamérica, pues le tocó vivir la Época de Oro de la radio, la televisión y el cine", destacó León Michel, el segundo de sus cinco hijos.

En entrevista con Notimex, indicó que a principios de la década de los años 50, su padre participó en varios programas de televisión, hizo 17 películas como actor, entre las que sobresalen "¿A dónde van nuestros hijos?", producida en 1958, y encabezó el reparto de varias obras de teatro.

"Le tocó una época preciosa que fue muy bonita para él. Seguramente todos los hermanos locutores se encuentran de luto porque se fue uno de los grandes, una voz hermosa", resaltó.

León Michel, quien nació el 21 de mayo de 1931 en San Luis Potosí, padecía desde hace varios años la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, mejor conocida como EPOC, la cual es progresiva y causa dificultad para respirar. La adquirió debido a su hábito de fumar.

Hace unos días fue hospitalizado en un nosocomio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en las calles de Xola y Gabriel Mancera, en esta ciudad, a causa de una neumonía.

"Los doctores hicieron todo lo posible por sacarlo adelante, incluso, él también luchó muy fuerte, pero ya no tenía capacidad pulmonar. El 14 de diciembre le retiraron la anestesia, pero no pudo reaccionar con el pulmón que aún le vivía, lo anestesiaron de nuevo para inducirle el coma", explicó.

Sin embargo, su organismo no resistió más y falleció a los 82 años este martes a las 11:20 horas.

"Su última voluntad fue que mis hermanos y yo estuviéramos unidos, pues para él la familia siempre fue lo más importante. Nos pidió que nos quisiéramos y nos cuidáramos, que nunca nos viéramos como medios hermanos y así lo hemos hecho desde siempre, así que estará tranquilo", comentó.

Refirió que su padre no dejó pendientes, aunque trabajó hasta hace unos días. Por mucho tiempo estuvo en el Canal 4 y cuando éste se convirtió en ForoTV siguió trabajando sin dejar de buscar negocios, además tenía su oficina con los decanos de los locutores.

"Desde niño siempre lo acompañé a todos los lugares. Él fue maestro de ceremonias, incluso de la Presidencia de la República, y trabajó mucho tiempo en Panamá, Colombia, Cuba y Venezuela", subrayó.

En México participó en programas de transmisión en vivo al lado de Pedro Vargas, Daniel "Chino" Herrera, Raúl Astor, Chela Nájera, Lilia Michel, Rafael Baledón, Verónica Castro y Lucía Méndez.

Fue conductor en "El Estudio Raleigh", "Revista Nescafé", "Las noches de Pedro Vargas", "La hora de Orange Crush", con Raúl Astor y Chela Nájera; "Los Michel y Baledón", con Rafael Baledón y Lilia Michel; "Cómicos y Canciones" con Viruta y Capulina; "Las estudiantinas que estudian", donde el padre de la cantante Thalía, Ernesto Sodi Pallares, era uno de los jueces.

También fue la voz en los comerciales de los hermanos Vázquez, trabajó con Manuel "el Loco" Valdés, Fernando Luján y Lucy Gallardo. Nunca quiso actuar en telenovelas.

Es probable que en su estado natal, San Luis Potosí, le rindan un homenaje en los próximos días, pues de acuerdo con su hijo, León Michel, siempre fue invitado por parte de los gobernadores del estado a participar en los informes de gobierno.

También lo hizo en los maratones de la Cruz Roja y de la Universidad de San Luis Potosí.

"Siempre lo quisieron mucho, seguramente la Asociación Nacional de Locutores lo recordará de alguna manera porque siempre le dieron su lugar como un gran locutor, como la voz de América y le rindieron muchos homenajes", dijo.

Los restos de León Michel son velados en la sala 4 de una agencia funeraria de la avenida Miguel Ángel de Quevedo. Este miércoles serán incinerados y hasta el momento su familia no tiene decidido si sus cenizas de esparcirán o serán depositadas en algún lugar de San Luis Potosí.

"Lo recordaré como un gran amigo, un gran compañero. No tengo la voz de mi padre, pero cada vez que estoy en algún teatro, en un foro, en postproducción o escribiendo algún guión, siento el amor que él me dejó por los medios de comunicación", concluyó su hijo.

Al locutor le sobreviven su esposa María Zamora y cinco hijos: Lucero, León y Eva Michel Torrentera, que tuvo en su primer matrimonio con Lupita Torrentera; así como Edith y Ximena Michel Zamora, de sus segundas nupcias con María Zamora.

Además cinco nietos: León, Santiago, Alejandro, Estefanía, Luis Carlos, Daniela y una bisnieta.