Promueve Diconsa estrategia de recuperación de alimentos

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) generó una estrategia que permitió en 2011 rescatar 120 mil toneladas de alimentos, que sirvieron para satisfacer las necesidades básicas de un millón 300 mil personas.

La dependencia indicó que con el trabajo conjunto con su subsidiaria Diconsa, y la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA), se pretende recuperar parte de las 30 mil toneladas de artículos perecederos que a diario se desperdician, para llevarlos a los mexicanos que más los necesitan.

En un comunicado, detalló que las cifras de 2011 corresponden a rescatar 328 toneladas diarias de alimentos, en beneficio de las personas más necesitadas de todo el país.

Recordó que el Grupo Técnico de Pérdidas y Mermas de Alimentos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, desarrolló el Índice de Desperdicio de Alimentos en México, el cual estima que en el país se desperdicia 37 por ciento de los alimentos que se producen.

Sostuvo que minimizar las pérdidas de alimentos en la post cosecha, en su transporte y almacenamiento, así como en los establecimientos comerciales, es uno de los principales objetivos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que encabeza la Sedesol.

Mencionó que a través del Programa de Empleo Temporal (PET), trabaja actualmente con más de 60 bancos de alimentos para levantar, con autorización de los productores, frutas y verduras en excelente estado que, al no cumplir con estándares del mercado, dejan de cosecharse.

Destacó que el trabajo conjunto benefició a productores de Aguascalientes, Baja California, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Reiteró que los recursos del PET permitieron a la AMBA entregar insumos básicos a los habitantes de las comunidades más vulnerables, a la vez de capacitar a la población para aprovechar mejor los productos perecederos al elaborar conservas y aumentar la nutrición de sus hijos.

En el marco de esta estrategia, la Secretaría de Desarrollo Social firmó convenios con 66 centrales de abasto del país, para recuperar alimentos que podrían no ser consumidos.