Ganó Bélgica en 2013 nuevo rey, Nobel de Física y cupo al Mundial

El año 2013 ha entrado en la historia de Bélgica como el primero de un nuevo ciclo, el del reinado de Felipe, quien asumió la corona el pasado 21 de julio tras la abdicación de su padre, Alberto II, al completar 20 años en el trono.

Con reputación de hombre serio y reservado, a los 53 años de edad Felipe se ha convertido en el séptimo rey de Bélgica, respaldado por su esposa, la reina Matilde, y sus cuatro hijos: Isabel -la nueva heredera de la Corona-, Gabriel, Emmanuel, y Leonor.

A los 79 años de edad Alberto II, quien ascendió al trono tras la muerte de su hermano Balduino, alegó que su avanzada edad y sus problemas de salud le impedían seguir ejerciendo correctamente sus funciones.

No obstante, su renuncia ocurrió en un momento en el que varios escándalos amenazaban la imagen de la monarquía belga, entre ellos la acción promovida por la supuesta hija ilegítima del monarca, Delphine Boel, solicitando el reconocimiento oficial de su padre.

Otro hecho que marcó la actualidad belga en 2013 fue la designación, el pasado 8 de octubre, del científico Francois Englert como Premio Nobel de Física, junto al británico Peter Higgs, por su trabajo que permitió descubrir el Bosón de Higgs.

Pocos días más tarde, el 11 de octubre, la selección belga de fútbol despertó el orgullo de la nación, al calificarse para el Mundial de 2014 en Brasil durante un partido frente a Croacia, lo que rompió una ausencia de 12 años en la competencia internacional.

En el ámbito económico, destacó la decisión del gobierno de vender al banco francés BNP Paribas 25 por ciento que tenía de la filial belga de la entidad, BNP Paribas Fortis, adquirido en 2008 en el marco de una operación de rescate conjunta con Francia y Holanda.

Anunciada el 14 de noviembre, la operación fue valorada en 4.37 mil millones de dólares.

El año concluyó con un avance de Bélgica hacia la ampliación del derecho a la eutanasia a los menores de edad.

Una propuesta en tal sentido fue aprobada por las comisiones de Asuntos Sociales y de Justicia del Senado el 27 de noviembre, y quedó pendiente de voto en sesión plenaria para su eventual adopción.