Celebrarán colombianos la Navidad con atípicas lluvias

Los colombianos se preparan para celebrar la Navidad con atípicas lluvias que han causado dificultades en la operación aérea y movilización por tierra de los viajeros a balnearios y ciudades intermedias.

El Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales (Ideam) informó este martes que las fuertes precipitaciones, que comenzaron el domingo pasado, se extenderán tres días más en gran parte del país, por lo que pidió tener precauciones.

Las lluvias inesperadas en verano, atribuidas por los meteorólogos a las condiciones frías del Océano Pacífico, han desbordado ríos en varias partes de Colombia y provocado deslaves y deslizamientos de tierra en algunas vías principales.

Ante los estragos que han causado las inundaciones en al menos seis de los 32 departamentos colombianos, el director del Ideam, Omar Franco, pidió a los pasajeros abstenerse de viajar en la noche ante la baja visibilidad y derrumbes.

Las autoridades colombianas informaron este martes que los aeropuertos de las ciudades de Pasto, Bucaramanga, Montería e Ibagué están cerrados debido a las intensas precipitaciones, mientras otros cuatro presentan retrasos.

El director de Servicios de Navegación Aérea, Juan Carlos Rocha, dijo a la radio Caracol que las terminales aéreas mencionadas "están cerradas por inconvenientes meteorológicos, pero en la medida en que baje la nubosidad se reabrirán".

La Policía de Tránsito y Transportes reportó dificultades en la carretera que une el sector de La Línea con el suroccidente colombiano como consecuencia de las lluvias, lo que ha generado congestión vehicular en la zona central del país.

El director de Gestión del Riesgo del departamento andino del Tolima, Eduardo Rodríguez, informó que desde hace cuatro días hay restricción en el tráfico por los derrumbes que han ocasionado las aguas en esa región colombiana.

También se han reportado problemas en la carretera entre Buga y el balneario de Buenaventura, en el Pacífico y en el tramo entre las ciudades sureñas de Popayán y La Plata, donde hay deslizamientos, con cierres temporales.

Pese a las intensas lluvias, los colombianos se han volcado a tiendas y centros comerciales para adquirir los tradicionales buñuelos, natillas, tortas y pavo, con el fin de celebrar la Navidad en casa con sus amigos y familiares.