Publican norma para regular el cultivo de ostras perleras

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) publicó la Norma Oficial Mexicana para regular el cultivo de las ostras perleras para la conservación y aprovechamiento sustentable de esas especies de alto valor económico.

La norma 058-SAG/PESC/SEMARNAT-2013, publicada en el Diario Oficial de la Federación se refiere a la madreperla (Pinctada mazatlanica), concha nácar (Pteria sterna), madreperla del Atlántico (Pinctada imbricata) y la ostra perlera alada del Atlántico (Pteria colymbus).

Con ello, indicó la dependencia, se establecen medidas técnicas que contribuyen al cultivo sustentable y aportan un marco jurídico que respalda las acciones de inspección y vigilancia, al tiempo que se evita el desarrollo descontrolado de la actividad.

Refirió que las especies madreperla y concha nácar han sido un recurso pesquero importante en las aguas litorales del océano Pacífico Mexicano, de las cuales se aprovechan tanto las conchas como las perlas, por lo que representan una fuente de ingresos.

La especie madreperla está sujeta a protección especial, según el Anexo Normativo III de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo, detalló.

Destacó que la norma es obligatoria para los permisionarios y concesionarios que realicen actividades de acuacultura, así como movilizaciones de ejemplares en cualquiera de los estadios de estas especies con fines de cultivo en el territorio nacional.

La vigilancia del cumplimiento de la norma y el cultivo de las especies sólo podrá realizarse a partir de semillas producidas en el laboratorio o recolectadas del medio natural, previo permiso o concesión de la dependencia, expuso.

Las infracciones a dicha norma se sancionarán en los términos de las leyes General de Pesca y Acuacultura Sustentables, General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y la General de Vida Silvestre.

La vigilancia del cumplimiento de la norma corresponde a la Sagarpa, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), y a la Semarnat, a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), agregó la dependencia.