Modelo de comunicación política garantizó equidad en comicios: IFE

El Instituto Federal Electoral (IFE) señaló que el modelo de comunicación política que convierte a ese organismo en administrador único de los tiempos del Estado para los procesos electorales se ha consolidado como un elemento de equidad.

Muestra de ello, agregó, es que la industria de la radio y la televisión cumplieron en 99.01 por ciento con la pauta publicitaria preparada por el IFE para los 14 procesos electorales estatales y una elección extraordinaria que se celebraron en el 2013.

Detalló que su Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos distribuyó mil 798 pautas específicas, de las cuales mil 299 fueron para radio y 499 para televisión, lo que representó la transmisión de 15 millones 970 mil 500 promocionales entre partidos políticos y autoridades electorales federales y locales.

Derivado de la verificación, a través del Sistema de Verificación y Monitoreo, destacó el IFE, se comprobó que la industria de la radio y la televisión cumplió con la transmisión de 99.01 por ciento de los promocionales pautados, lo que se verificó a través de un monitoreo de 741 señales de empresas concesionarias y permisionarias.

Por esta razón, la autoridad electoral hizo un reconocimiento a los concesionarios y permisionarios de los 15 estados del país, donde se llevaron a cabo elecciones por su compromiso y respeto a la ley.

Refirió que durante 2013, hubo elecciones en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, además de una elección extraordinaria en Ciudad Obregón, Sonora.

Estos hechos, puntualizó, confirman que el Modelo de Comunicación Política y la instrumentación realizada por el IFE, como único administrador de los tiempos del Estado, derivada de la reforma política de 2007, se ha consolidado como un elemento de equidad en nuestros comicios.

Reconoció la disposición y participación de la industria de la radio y la televisión para fortalecer el actual modelo de comunicación política previsto en las leyes, el cual, afirmó, se ha convertido en un baluarte de la democracia al garantizar equidad y legalidad en los procesos electorales, al menos en el rubro de promoción y propaganda en los medios electrónicos de comunicación.