Registra Nicaragua en 2013 moderado crecimiento pese a débil entorno

Nicaragua logrará un crecimiento de 4.7 a 5.0 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2013, sorteando un entorno mundial marcado por la debilidad y la caída de los precios del café, según diversas fuentes privadas.

El gobierno de Daniel Ortega, quien cumplirá siete años de ejercicio consecutivo tras retener el poder en las elecciones pasadas y asumir el segundo mandato en enero de 2012, ha afianzado la estabilidad macroeconómica y el crecimiento moderado, según estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las remesas familiares ascenderán a un mil 100 millones de dólares y el dinamismo de las zonas francas, con un crecimiento de 14.4 por ciento y exportaciones del sector estimadas en dos mil 100 millones de dólares han sido el motor del crecimiento, según el Banco Central.

Las actividades agrícolas, silvicultura, pesca, minas y construcción registraron "un buen desempeño" en este año, añadió el informe del ente emisor. Estos sectores han amortiguado la menor demanda global de otros productos, indicó.

Las exportaciones totales sumarán para el periodo cuatro mil 600 millones de dólares.

Sin embargo, la caída de los precios internacionales del café ha sido "dramática", con una pérdida de 50 por ciento del valor de mercado en comparación con el año pasado, manifestó el presidente del Banco Central de Nicaragua, Alberto Guevara.

En el presente ciclo, el quintal de café se aproxima a 100 dólares y en 2012 se cotizaba en 200 dólares, en un claro ejemplo de la caída registrada.

De acuerdo con los registros oficiales, la inflación anual oscilaría entre 5.5 y 6.0 por ciento, aunque será inferior al 6.62 por ciento registrado en 2012.

El manejo fiscal ha sido "prudente" y se tiene una política de endeudamiento responsable para reducir la deuda pública interna y niveles sostenibles de endeudamiento externo, de acuerdo con el informe de referencia.

La inversión extranjera directa a octubre pasado era de 690 millones de dólares y cerrará el año en unos mil 400 millones de dólares tras registrar en 2012 un mil 284 millones de dólares, según las proyecciones oficiales.

El FMI ha reconocido la estabilidad macroeconómica, la disciplina fiscal, la estabilidad monetaria, mientras que el avance de la reforma estructural ha contribuido a la confianza y a estimular el crecimiento económico.

"Las perspectivas macroeconómicas continúan también siendo positivas", aseguró el FMI, aunque estimó un crecimiento del PIB del 4.25 por ciento, menor a los últimos cálculos oficiales.

Sin embargo, existe un asunto pendiente que es la reducción de la informalidad en los mercados de trabajo, de acuerdo con diputados opositores y economistas privados.

Según el diputado opositor del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), Enrique Sáenz, ocho de cada 10 personas en edad apta para trabajar se encuentran en el mercado informal, sin acceso a la seguridad social.

Más de un millón 550 mil personas estarían afectadas por el subempleo, estimó el economista privado Néstor Avendaño. El empleo pleno estaría conformado por 1.3 millones de trabajadores.

Avedaño dijo que entre 2006 y 2012, la informalidad laboral se habría disparado en 12 puntos porcentuales, pues pasó de 64 a 76 por ciento y habría aumentado en este año por "el insuficiente crecimiento de la economía".