Son México y Perú economías complementarias: Rodríguez Arriaga

México y Perú son dos economías "vibrantes" que tienen un potencial de complementación que se refleja en una fuerte balanza comercial y crecientes inversiones, aseguró el embajador mexicano en Lima, Manuel Rodríguez Arriaga.

El diplomático indicó en entrevista con Notimex que ese creciente intercambio llevó a la apertura de oficinas de Proméxico en Perú como resultado de un proceso de crecimiento significativo de la relación con este país sudamericano.

"Hay una mayor relación en comercio y mucho en inversión pero, por otra parte, esa apertura responde al compromiso del gobierno mexicano de fortalecer su vinculación económica con el exterior", enfatizó.

Al realizar un balance de las relaciones bilaterales, Rodríguez Arriaga acotó que hay un marcado interés por parte del gobierno mexicano de tener una política de promoción económica mucho más dinámica.

Recordó que la economía peruana ha sido la de mayor crecimiento en la última década en América del Sur, con tasas incluso cercanas al 10 por ciento, y seguirá creciendo al tiempo que diversifica su capacidad productiva.

Los peruanos, según el embajador mexicano, buscan darle valor agregado a sus productos en materias primas, razón por la cual la asociación con México, en el marco de la Alianza del Pacífico, resulta "sumamente atractiva".

Indicó que México es un país con alta capacidad de producción manufacturera que necesita de Perú para ampliar su desarrollo económico.

"Las relaciones de inversión entre México y Perú han sido buenas y el desempeño de las empresas mexicanas con sus pares peruanas también ha sido muy bueno", comentó.

El funcionario aseveró que existe un marco que facilita la inversión mexicana en Perú, la cual llegaría este año a los 14 mil millones de dólares.

Subrayó que Perú es una prioridad en la política exterior de México con América Latina y que su relación bilateral en materia política, comercial, de inversiones y cooperación es "bastante prometedora".

México y Perú tienen vigente un acuerdo de integración comercial que entró en vigor el 1 de febrero de 2012, a lo cual se suma la supresión de la exigencia de visas para los peruanos que viajan a México.

Según estadísticas oficiales mexicanas, en el período enero-septiembre de este año las exportaciones mexicanas a Perú sumaron mil 365 millones 579 mil dólares, mientras que las importaciones desde esta nación llegaron a 438 millones de dólares.

Las dos naciones trabajan en forma intensa en el campo diplomático en el marco de la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) y en ese campo, según el diplomático, "tienen un amplio horizonte".

Entre los objetivos de la política exterior del gobierno mexicano se encuentra la conveniencia de fortalecer la relación política y comercial con Perú, además de promover el fortalecimiento de la integración y la cooperación, además de lucha contra el narcotráfico.