España se coronó en el primer mundial realizado en África

Sudáfrica se convirtió en la primera nación del "continente negro" en organizar una Copa del Mundo, en el 2010, robándose el corazón de casi todos los que acudieron y de quienes le dieron seguimiento por el televisor, competencia que llegó a su clímax con la coronación de España.

Para llegar a la fase final, las 32 representaciones nacionales recorrieron un arduo camino para estar en la gran fiesta, la cual se realizó del 11 de junio al 11 de julio.

Por África compitieron en la ronda clasificatoria 52 representaciones nacionales, 35 de la Concacaf, 43 de Asia, 10 de Oceanía, 53 de Europa y 10 de Sudamérica. En total se desarrollaron 848 partidos y se anotaron dos mil 337 goles.

La "Nación del arcoíris" fue el centro de las emociones futbolísticas desde el encuentro inaugural, el empate 1-1 entre el anfitrión y México el 11 de junio, hasta la final con el triunfo 1-0 de España sobre Holanda en tiempo extra para coronarse un mes después.

El estadio Soccer City albergó magnas ceremonias y otros encuentros. El inmueble es una joya arquitectónica inspirada en la cerámica tradicional africana, como si fuera una vasija de barro.

Un país entero unido a través de los "Bafana bafana", apodo de sus seleccionados, rugió con sus "vuvuzelas" a la hora del encuentro inaugural que terminó 1-1, luego perdieron 0-3 ante Uruguay y aunque ganaron 2-1 a Francia, quedaron eliminados.

Ahí se acabó el sueño para el equipo de casa, pero continuó la fiesta con una inversión de más de seis mil millones de dólares para ofrecer estadios modernos, carreteras en buen estado, modernización de aeropuertos, hotelería, telecomunicaciones e infraestructura para albergar a las 32 selecciones y miles de aficionados.

Los dos mejores cuadros del torneo llegaron a la final, pues España y Holanda ofrecieron lo mejor en Sudáfrica 2010. Luego de un tropezón en su debut, la "Furia" sumó seis triunfos seguidos para llegar al título; la "Naranja mecánica", con seis victorias al hilo desde el inicio, perdió solo un partido, el último y el más importante.

Uno de los favoritos al trono fue Alemania, con un futbol sistematizado y de fortaleza física, pero también alegre, con jugadores como Manuel Neuer, Bastian Schweinsteiger, Philipp Lahm, Mesut Ozil, Lukas Podolski y Miroslav Klose.

Logró un merecido tercer lugar tras imponerse 3-2 a Uruguay, el equipo sorpresa de la justa del orbe y que dejó un agradable sabor de boca, que llegó desde la repesca y ofreció grandes actuaciones de la mano de Diego Forlán, a la postre "Balón de Oro".

México, bajo las órdenes de Javier Aguirre, volvió a quedarse en octavos de final por quinta ocasión seguida, segunda a manos de Argentina, que llegaba como uno de los favoritos con Lionel Messi y que fueron despedidos con una goleada 4-0 por Alemania en cuartos de final.

El 11 de julio llegó a su fin la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 en el Soccer City de Johannesburgo, donde luego de 90 minutos españoles y holandeses debieron disputar tiempo extra, y cuando olía a penales apareció el "Fantasmita" Iniesta para lograr el gol más importante en la historia de España, el de su primer título del mundo.