Afirman que el sector productivo de Tabasco requiere más ingenieros

En Tabasco se requiere ampliar la oferta de carreras universitarias para incrementar la pertinencia y vinculación con los sectores productivos, sobre todo en ingenierías y mano de obra calificada, señalaron rectores, empresarios y autoridades educativas.

El rector del Instituto Tecnológico de Comalcalco, Carlos Mario Iván López, señaló que esa institución oferta siete carreras de ingeniería, entre ellas electrónica, mecatrónica e industrias alimentarias.

Todas, dijo, cuentan con pertinencia en primer lugar con el área donde estudian los jóvenes, como es la región Chontalpa, que abarca la parte noroeste del estado.

Refirió que en esa zona se encuentra la terminal portuaria petrolera de Dos Bocas, así como diversas Pymes del área de alimentos, así como empresas que trabajan para Petróleos Mexicanos (Pemex).

Indicó que en la Chontalpa está asentada cerca del 50 por ciento de la población de Tabasco y en los últimos años ha crecido también el sector terciario.

"Nuestros egresados están enfocados en cubrir necesidades de diferentes empresas tanto en la Chontalpa, el estado y el país", indicó.

Para estar a la vanguardia en cobertura de necesidades laborales, dio a conocer que se tramitan nuevas carreras, como ingeniería logística e ingeniaría alimentaria.

Añadió que se cuenta con una tasa de 80 por ciento de egresados contratados en el sector laboral y una vinculación con las empresas para prácticas profesionales.

El rector del Instituto Tecnológico de Macuspana, Roberto Wilson Alamilla, expresó que entrarán en una etapa de análisis para crear más carreras acordes al crecimiento productivo, principalmente el petrolero y el vinculado con el manejo de agua.

Añadió que ya son ya nueve generaciones egresadas de las siete carreras que se imparten, seis de ellas ingenierías, con un índice de contratación laboral por encima de la media nacional que es de 45 por ciento.

"Tenemos carreras acordes para generar profesionales que sean útiles al mercado productivo de Tabasco, que es eminentemente petrolero, hay empresas extranjeras y debemos tener esa pertinencia regional, nacional y global", señaló.

Consideró que en México se tienen que crear más ingenieros y en ese sentido los institutos tecnológicos juegan el papel de prepararlos y producirlos para el mercado productivo.

"El país está en una etapa de desarrollo industrial y se requiere este tipo de profesionales para transformar el campo, la vida comercial e industrial del país, que es muy rico en recursos naturales", planteó.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, José Leal Corona, mencionó que ese organismo planea la creación de una Universidad Canacintra en la entidad.

"Vamos a impulsar la Universidad Canacintra para la capacitación y el desarrollo, pues es un traje a la medida para las industrias, porque está enfocado al sector industrial, principalmente para atender la demanda de mano de obra de las industrias", adelantó.

Ese proyecto, continuó, es en colaboración con la embajada de Alemania en México, a fin de profesionalizar la mano de obra tabasqueña, basada en un modelo de experiencia germana que utiliza la educación dual, es decir, la capacitación y enseñanza se da en la propia empresa.

Anticipó que se impartirán carreras dirigidas a las necesidades primordiales que tengan las empresas, "las que requiera cada empresa, es un traje a la medida de cada empresa; es decir, solicitas un soldador, pues capacitamos o certificamos a un soldador".

El subsecretario de Educación Media y Media Superior en el estado, Emilio de Ygartúa y Monteverde, indicó que en general el promedio de contratación para egresados de una carrera es menor a la media nacional.

Por ello, resaltó que se busca una mayor vinculación con los sectores productivos a fin de orientar la formación de los estudiantes de acuerdo a sus requerimientos.

Los jóvenes y padres de familia deben voltear más hacia carreras que se imparten ya en universidades y tecnológicos, que en el futuro son rentables para los egresados.

Recomendó también escuchar a los empresarios, a los presidentes de los colegios y asociaciones, para involucrarlos y empatar sus requerimientos con los de la formación de estudiantes y darle un mayor impulso a la investigación.