Encarcela Egipto a tres activistas por protestas ilegales

La justicia egipcia condenó hoy a tres prominentes activistas pro democracia a prisión y a trabajo forzado y obligado para pagar una fuerte multa por diversos cargos relacionados con la organización de protestas no autorizadas.

El veredicto dictado este domingo por la Corte de Delitos Menores de Abdeen viene a profundizar las preocupaciones en Egipto sobre la creciente represión del gobierno provisional civil, sostenido por las fuerzas armadas, contra los disidentes.

Los sentenciados son el activista Ahmed Douma, así como Ahmed Maher y Mohamed Adel, éstos miembros del movimiento juvenil 6 de Abril, quienes jugaron un destacado papel en las protestas que condujeron a la caída del expresidente Hosni Mubarak, en febrero de 2011.

Los activistas fueron declarados culpables de disturbios, vandalismo, violencia contra personal de seguridad del Palacio de Justicia de Abdeen, así como organizar y llevar a cabo protestas sin autorización del Ministerio del Interior.

Los tres formaban parte de un grupo de manifestantes fuera de la cámara alta del parlamento a finales de noviembre pasado, que protestaban por la nueva ley que establece que las reuniones públicas de más de 10 personas deben ser autorizadas.

Cada uno de los acusados fue condenado a tres años de cárcel con trabajo forzado y obligado para pagar una multa de 50 mil libras egipcias (equivalentes a siete mil dólares), y deberá estar bajo vigilancia por otros tres años después de que cumpla la sentencia.

El abogado de Maher, Nour Al-Din Fahmy, afirmó que apelará el veredicto pues explicó que la condena impuesta es el máximo que un acusado puede recibir en una corte menor, de acuerdo con reportes del diario local Daily News Egypt.

Los tres hombres son los primeros en ser encarcelados bajo la nueva ley, contra la que protestaban.

Hasta hace poco, los principales objetivos de las detenciones por parte de las autoridades habían sido los islamistas, muchos de los cuales siguen en protesta por la destitución del expresidente Mohamed Morsi en el verano pasado.

Pero recientemente decenas de activistas liberales han sido detenidos en fechas recientes, pese a que el gobierno interino sostiene que el país está en camino hacia la democracia.