Hace México buen papel en Corea-Japón 2002, pero cae ante EU

Luego de realizar uno de sus mejores papeles en la fase de grupos de una Copa del Mundo en Corea del Sur-Japón 2002, la selección de México tuvo un duro tropezón ante su rival más odiado de la Concacaf, Estados Unidos, y fue eliminado en octavos de final.

Una pobre eliminatoria realizó el Tricolor y estuvo cerca de quedarse a la orilla del mundial, pero el técnico Javier Aguirre fue llamado para salvar al equipo y clasificarlo a la justa del orbe.

Las puertas del combinado nacional fueron abiertas de par en par a jugadores naturalizados mexicanos, tal es el caso de Gabriel Caballero, de origen argentino, a quien el "Vasco" dirigió en Pachuca y confió en él para llevarlo a la justa asiática, lo que generó polémica.

Ya en territorio japonés, donde el Tri jugó sus primeros tres partidos, el equipo superó con éxito la ronda de grupos. Inició el 3 de junio en Niigata al imponerse 1-0 sobre Croacia con gol de Cuauhtémoc Blanco, quien tuvo mucho que ver en la clasificación al torneo.

En su segundo compromiso, el 9 de junio en Miyagi, se repuso de un 0-1 para remontar y doblegar 2-1 a Ecuador, con lo que prácticamente amarró su boleto a los octavos de final y avanzaba con aspiraciones de llegar al ansiado quinto juego.

Pero donde el cuadro "azteca" dio muestra del buen momento que vivía tras la pésima eliminatoria fue el 13 de junio en Oita ante Italia, a la que tuvo contra la pared la mayor parte del partido con un gol de antología de Jared Borgetti, pero se vio alcanzado al minuto 86 para terminar 1-1.

Luego de la exhibición que dio el conjunto mexicano contra los italianos y sin Caballero en la cancha, aunque entró de cambio en ese partido, México entero supuso que nadie podría detener su paso a los cuartos de final, pues el "Gigante de Concacaf" enfrentaría en "octavos" a Estados Unidos, un cuadro supuestamente inferior.

Sin embargo, las cosas cambiaron al momento del partido en suelo surcoreano, en Jeonju, pues por ningún lado se vio al equipo que enfrentó a la "azzurra" y ante los de "las barras y las estrellas" todo fue diferente, hasta los cambios que hizo Javier Aguirre.

El conjunto estadounidense había hecho una mala primera fase con un triunfo, un empate y una derrota, pero a los ocho minutos de iniciado el cotejo ya estaba arriba en el marcador gracias a Brian McBride. Y entonces vino lo que nadie esperaba, Aguirre entregó el partido.

Y es que hizo un movimiento que provocó que el rival manejara el cotejo al sacar a Ramón Morales, quien le estaba dando profundidad al equipo, y metió a Luis Hernández, pero en el minuto 65 Landon Donovan hizo el 2-0 definitivo aquel 17 de junio.

Obligado a buscar goles en los últimos minutos, el "Vasco" decidió "homenajear" a Alberto García Aspe y darle unos minutos, dejando en la banca a hombres como Juan Francisco Palencia, y el resultado no cambió; todavía en la recta final, Rafael Márquez se hizo expulsar por una agresión a Cobi Jones.

Una decepción muy grande para todos, no solo por la eliminación, sino porque fue a manos de los estadounidenses. Al final del encuentro, Aguirre quizá se había precipitado en ese cambio de Morales y por lo tanto asumía toda la responsabilidad, pero el ansiado quinto partido nunca llegó.