Acusan a dueño de fabrica textil del peor incendio en Bangladesh

La policía de Bangladesh presentó cargos contra el propietario de una fábrica de ropa y 11 de sus empleados, por homicidio debido a presunta negligencia en el incendio que dejó 112 muertos en noviembre de 2012.

En el incendio más grave en la historia de la industria textil de Bangladesh, el propietario de Tazreen Fashion Limited, Delwar Hossain, y su esposa, Mahmuda Akter, fueron los principales acusados, junto con administradores, guardias de seguridad e ingenieros de la planta.

De ser encontrados culpables enfrentarían la cadena perpetua, afirmó la fiscalía de acuerdo a un reporte del portal de noticias Bangla 24 News.

El incendio en noviembre de 2012 en una fabrica que confecciona ropa para marcas extranjeras dejó al descubierto las escasas medidas de seguridad en las que operan estos establecimientos en Bangladesh.

El gobierno de Bangladesh anunció medidas para mejorar las condiciones de sus tres millones de trabajadores de la confección, la mayoría de las cuales son mujeres, como aumento del salario mínimo y formación de sindicatos.

Sin embargo, sindicatos y organizaciones de derechos laborales de Bangladesh reclaman a las marcas internacionales que actúen para que estas fábricas adopten medidas efectivas para prevenir más incendios.

Bangladesh alberga alrededor de cuatro mil 500 fábricas textiles que producen para multinacionales como Tesco, Wal-Mart, H&M, Marks & Spencer, Kohl's y Carrefour.

Hace siete meses al menos mil 127 personas murieron y otras dos mil 438 resultaron heridas al derrumbarse un edificio de nueve plantas en las afueras de Dacca, con cinco talleres textiles que producían para grandes marcas.

La tragedia evidenció de nuevo las malas condiciones laborales de los trabajadores textiles peor pagados del mundo con 38 dólares mensuales de salario mínimo para los puestos menos cualificados.

En octubre pasado, al menos ocho personas murieron por un incendio originado en una fábrica textil del distrito bangladeshí de Gazipur, en el centro del país asiático, según autoridades locales.