Logran remover bomba dañada de estación espacial internacional

Tras una prolongada caminata de más de cinco horas, dos astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) lograron hoy remover una bomba defectuosa que ha reducido a la mitad la capacidad de enfriamiento de la nave.

Los avances logrados por los astronautas estadunidenses Rick Mastracchio y Mike Hopkins fueron tales que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) confió que los trabajos podrán ser concluidos este lunes.

Inicialmente la NASA había proyectado que los trabajos de reparación se extenderían hasta el próximo 25 de diciembre, por lo que había programado al menos tres caminatas.

Durante la caminata de cinco horas 28 minutos de este sábado, Mastracchio y Hopkins pudieron remover la bomba localizada en la parte exterior del sistema de calefacción de la estación, que fue reportada como dañada el pasado 11 de diciembre.

La NASA indicó que el próximo lunes los dos astronautas esperan poder instalar una nueva bomba y que de ser necesaria una tercera caminata, se llevaría a cabo el miércoles.

Durante la caminata, Mastracchio fue auxiliado por al astronauta e ingeniero de vuelo japonés Koichi Wakkata, quien desde el interior de la nave operó el brazo mecánico a bordo del cual el estadunidense pudo trabajar desde diversos ángulos.