Muere fotógrafo sirio en medio de combates en Alepo

Un fotógrafo sirio que colaboraba con una agencia de noticias occidental murió mientras cubría los combates en Alepo, donde la oposición armada ganó el control de un estratégico hospital en esa región sacudida por bombardeos desde hace varios días.

Activistas sirios informaron este sábado de la muerte del fotógrafo independiente Molhem Barakat, ocurrida la víspera cuando capturaba imágenes de los combates en torno al hospital Kindi en Alepo entre las fuerzas del régimen del presidente Bashar al-Assad y los rebeldes.

Desde mayo pasado, Barakat capturaba imágenes del conflicto para Reuters, pero también tomaba fotografías que mostraban la vida de los civiles sirios en esa ciudad dividida, precisó por su parte la agencia noticiosa al informar el deceso.

Barakat se encontraba en medio de los enfrentamientos entre la oposición armada y las fuerzas del régimen por el control del hospital Kindi, que según los opositores era utilizado como cuartel por el ejército sirio.

Activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) afirmaron este sábado que finalmente los combatientes de la oposición ganaron el control del nosocomio, ubicado cerca de la vieja prisión central de Alepo.

La victoria opositora, según los activistas, llegó tras varios días de enfrentamientos e intensos ataques aéreos contra los rebeldes que intentaban capturar ese edificio de cinco pisos y también la prisión central para liberar a sus camaradas retenidos allí.

El grupo activista indicó que los opositores tomaron el control del hospital el viernes y que la batalla finalmente se saldó con al menos 35 combatientes muertos, de acuerdo con reportes del canal árabe de noticias Al Arabiya.

La guerra civil en Siria se ha cobrado la vida de más de 100 mil personas desde marzo de 2011 y ha obligado a millones de sirios a buscar refugio en los países vecinos.