Cierra Villarreal el 2013 con derrota: 1-2 ante Sevilla

Villarreal, con los mexicanos Giovani dos Santos y Javier Aquino, cerró el año 2013 con tres partidos sin ganar en la Liga de España, luego que este sábado perdió 1-2 frente al Sevilla en la cancha de El Madrigal.

El "submarino amarillo", recién ascendido, fue la sensación de la temporada con gran arranque, pero parece perder aire y lo mejor fue que se atravesó la pausa por las fiestas decembrinas, pues tendrán tiempo para recuperarse.

En actividad de la jornada 17 de la Liga, el equipo castellonense recibió a los "palanganas" con la intención de regalarle a sus seguidores la victoria, pero se quedó con las manos vacías para hilvanar tres resultados adversos en casa (ante Málaga 1-1, frente a Barcelona 1-2 y hoy contra Sevilla otro 1-2).

Villarreal tardó en entrar en el partido, acto que aprovechó su rival, que a balón parado se puso 1-0 al minuto 24 cuando el defensor Juan Cala remató de cabeza y el portero Sergio Asenjo se confió y solo vio como la pelota se metió a la portería.

Con el gol en contra, los locales trataron de reaccionar pero sin mucha fortuna; Giovani recibió poco el balón y el oaxaqueño Aquino, aunque quiso, subió en pocas ocasiones por el costado derecho, situación que resintió el "submarino amarillo".

Para el segundo lapso, ya sin Aquino, quien salió de cambio por Tomás Pina, el equipo anfitrión continuó con su intenciones en busca de la igualada, pero se topó con un Sevilla bien ordenado atrás y peligroso a la hora de atacar.

Al 52' Giovani dos Santos se quedó cerca de conseguir el empate, pero su disparo de tiro libre fue apenas desviado por la barrera y el balón pasó por un costado para fortuna de los visitantes.

Los "palanganas" no dejaron de atacar y el colombiano Carlos Bacca tuvo la oportunidad de ampliar el marcador, sin embargo, el esférico pegó en el travesaño tras el remate de cabeza, instantes después Asenjo hizo gran atajada y Villarreal se salvó.

Los avisos del Sevilla no fueron en vano y logró el 2-0 que finiquitó el partido. El zaguero argentino Mateo Musacchio, quien en la semana se rumoró irá al Chelsea, despejó mal un balón y Bacca puso el 2-0 sin complicaciones con remate a placer dentro del área, al 71.

Villarreal descontó demasiado tarde, al 88' desde el manchón penal, ejecutado por el francés Jeremy Perbet para el 1-2, mientras que la visita acabó con 10 por la expulsión de Cala.

Con este descalabro, el equipo de Marcelino García Toral permaneció con 28 unidades y la buena noticia es que se mantendrá en los puestos de copas europeas, pese a la mala racha en que se metió. Sevilla llegó a 26, en la séptima plaza.