Refuerzan acciones para prevenir incendios en Hidalgo

El valle de Tulancingo, Pachuca, el corredor de la Montaña y las zonas boscosas de la Otomí Tepehua están consideradas como las regiones de alto riesgo de incendios forestales.

Jaime Galindo Ugalde, gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) señaló que no sólo la temporada de calor se registran las conflagraciones, incluso en esta época, debido a la sequía, son propensas a los incendios, en su mayoría provocadas por irresponsabilidad.

Resaltó que 2013 fue difícil, pues hay registro de 442 sinestros y la afectación de más de cinco mil hectáreas.

"Se requieren acciones y estrategias para enfrentar de manera conjunta las contingencias que pudieran presentarse originadas por los incendios forestales en el estado", expuso.

Hidalgo se ubicó entre las entidades del país que registraron mayor número de conflagraciones forestales en su territorio y 2013 fue un año crítico de incendios, dijo.

Señaló que se utilizó un helicóptero para monitorear desde aire las zonas, además la incorporación de brigadistas, fortalecimiento en equipamiento y con cámaras de vigilancia.

En estas contingencias además participa el Ejército Mexicano, que se une en casos de extrema emergencia a las labores de la Conafor, Policía Federal, secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado y federal, Seguridad Pública de la entidad, Protección Civil y Bomberos, así como de los ayuntamientos y voluntarios ejidales.

El saldo fue blanco en cuanto a vidas humanas y heridos, gracias a la intervención oportuna de las cuadrillas de emergencia, expuso.