Máxima alerta militar en Irak tras frustrado asalto a Al Qaeda

El ejército iraquí se declaró hoy en estado de máxima alerta, luego de que al menos 15 militares, entre ellos funcionarios del gobierno, fueron asesinados en una emboscada en la occidental Anbar.

Cinco oficiales iraquíes de alto rango, entre ellos el comandante de la séptima división del ejército, el mayor general Mohammed al-Karoui, están entre los muertos, reportó la agencia de noticias NINA (National Iraqi News Agency).

Las bajas ocurrieron durante un asalto este sábado a un refugio de al-Qaeda localizado cerca de la frontera con Siria.

Los militares fueron recibidos por atacantes suicidas y después varias trampas explosivas detonaron, mientras los combatientes huyeron por túneles y cuevas cercanas al campamento, situado en el Valle de Horan.

También entre los fallecidos se encuentra un general, dos jefes de brigadas y un oficial con el rango de capitán.

Según Al Arabiya News Channel, el primer ministro iraquí, Nouri Al-Maliki ordenó a las tropas organizar una operación de seguridad en la provincia para buscar a los miembros del Estado Islámico de Irak y el Levante, el grupo de al-Qaeda que opera en Irak y Siria .

Alrededor de 35 personas resultaron heridas en el ataque, pero el número de muertos podría aumentar debido a la fuerza de las explosiones.