Llega contaminación del aire en China a capital de región tibetana

Ciudades del centro, occidente y norte de China se unieron a las urbes que son afectadas habitualmente por la contaminación del aire, inclusive Lhasa, capital de la región tibetana, a miles de metros sobre el mar.

Beijing, Shanghai y Guanggzhou son las ciudades que junto con sus zonas metropolitanas se ven afectadas cotidianamente por la contaminación atmosférica, que ahora se ha extendido a otras urbes, indicó The South China Morning Post.

Lhasa así como Xian, que alberga los guerreros de Terracota, ubicadas a unos dos mil 500 y poco más de 900 kilómetros de la capital china en línea recta, respectivamente, figuran ahora en la lista de la contaminación atmosférica, precisó el reporte.

"Es alarmante. Muestra que el crecimiento no sustentable de China está cobrando su precio a lo largo de todo el país", dijo Li Bo, asesor de Friends of Nature, organización medioambiental china.

Lhasa está afectada por una tormenta de arena desde el pasado jueves que se espera concluya este fin de semana, generada por baja temperatura y presión atmosférica así como acumulación de partículas en el aire, explicó un reporte de la agencia Xinhua.

El principal problema son las llamadas PM10 -partículas en el aire con diámetro superior a 10 micras- lo que afecta a una ciudad que como la capital de la región tibetana, es reconocida por la transparecia de sus cielos.

Algunos ambientalistas muestran peocupación de que la rápida expansión de la minería cerca de la montaña Gonga, en la occidental provincia de Sichuan, y la tercera por su altitud en el mundo, estén causando las tormentas de arena.

La persistente mala calidad del aire en las principales ciudades chinas parece haber empeorado, pues se extiende el "airepocalipsis", término acuñado a principios de este 2013 ante la mala calidad del aire en Beijing.