Anuncia principal grupo armado opositor sirio rechazo a Ginebra II

El líder del grupo más importante en la oposición armada siria, Hassan Aboud, rechazó su participación en la reunión de Ginebra II, programada para la tercera semana de enero próximo.

Esta declaración coincidió con la del vicepresidente del Comité de Majlis (parlamentario) en Seguridad Nacional y Política Exterior, Mansour Haqqiqatpour, de que esa próxima cita será un fracaso sin la presencia de Irán.

Tampoco reconoceremos cualquier acuerdo que surja de ese encuentro, dijo el líder de Ahrar al-Sham en declaraciones a la cadena qatarí Al Yazira, que lo entrevistó en algún lugar de Siria y las publicó este sábado.

Afirmó que Ahrar al-Sham, el grupo que encabeza, de filiación sunita salafista, no reconocerá los acuerdos y precisó que de darse, sólo serían obligatorios para la Coalición Nacional Siria, el ala política de la oposición.

En lo que toca a nosotros, continuaremos con la revolución hasta que restauremos nuestros derechos y nuestra dignidad, acotó.

Ahrar al-Sham fue fundado hace unos dos años, cuenta con unos 20 mil milicianos, su objetivo es que Siria se rija por la ley islámica y se presume que recibe apoyo de los países árabes del Golfo.

La entrevista con Aboud se transmitió un día después de tres reuniones previas de Ginebra II, donde uno de los temas de mayor importacia es la participación de Irán en los trabajos previstos para el 22 de enero, la que sigue sin definirse.

Haqqiqatpour, influyente legislador iraní, precisó que Teherán no insiste en su presencia en Ginebra II, pero ésta "definitivamente" ayudaría a finalizar la crisis siria, que inició en marzo de 2011.

Sin especificar nombres de países, dijo que líderes de Estados hegemónicos que organizan el encuentro del próximo enero, no buscan una solución racional y de principios en Siria, señaló en declaraciones a la iraní PressTV.

De acuerdo al representante especial de la Liga Arabe para Siria, Lakhdar Brahimi, Estados Unidos no está convencido de que la participación de Irán sea pertinente, por lo que este país no está en la lista de asistentes "por el momento".

En cambio, Rusia sí apoya la pesencia de Teherán, a fin de ayudar a la solución de un conflicto que ya ha costado más de 100 mil vidas a tres meses de entrar a su tercer año.