Asumen nueva relación sociedad y gobierno ante movimientos indígenas

Los pueblos y comunidades indígenas son una manifestación viva, en la que gobierno y sociedad asumen una nueva relación a partir de sucesos trascendentes para la entidad como con el zapatismo, a casi 20 años de su aparición.

En entrevista, el director del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coneculta), Juan Carlos Cal y Mayor Franco, refirió que el movimiento trascendió las fronteras del país y está vigente.

Añadió que el movimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), "nos cimbró a los chiapanecos y nos obligó a cambiar conductas, a establecer una nueva relación de los gobiernos y la sociedad hacia los pueblos originarios".

Consideró que el EZLN evolucionó y revolucionó la conciencia de la sociedad, la visión y la atención de los organismos internacionales y los tratados internacionales, pues nos hizo volver a ver con respeto y valorizar a las culturas indígenas.

Afirmó que el movimiento zapatista sirvió de mucho en el país, puesto que generó un cambio de actitud, de conducta de la sociedad, exigió atención y su reclamo es que las comunidades siempre querían paz mediante la solución a sus demandas sociales.

El funcionario estatal insistió que el movimiento sigue vigente, afortunadamente no derivó en una guerra, sino que las consecuencias fueron positivas, cambiaron conciencias, propiciaron un cambio en la legislación en materia de derechos y culturas indígenas.

Consideró que "hay respeto y estamos orgullosos de la riqueza cultural y diversidad cultural".

En Chiapas, resaltó, "podemos hablar de desarrollo en materia de cultura, el gobierno federal sigue apoyando fuertemente con presupuestos las iniciativas y mantener con subsidios las actividades culturales".

Por otra parte, señaló, "estamos proponiendo que se vuelvan a integrar el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes y el Centro Estatal de Lengua, Arte y Literatura Indígena, para que fortalecer la identidad de los pueblos y comunidades indígenas.

Vamos a realizar exposiciones plásticas en Estados Unidos, a las que se invitarán a los chiapanecos que viven ahí, con la finalidad de irlos integrando a su cultura, tanto en Chicago, Los Ángeles, Utah, Florida, Tampa, San Antonio, Arizona y Nueva York.

Muchas de las obras de los artistas plásticos tienen que ver con la migración, por lo que es necesario que se dé a conocer, pues hay una intrínseca relación entre lo que están haciendo los creadores locales y los migrantes", refirió Cal y Mayor Franco.

Enfatizó: "tiene que ser un buen pretexto la promoción de la cultura para voltear a ver a los migrantes chiapanecos, se cree que hay una población chiapaneca en aquella nación que supera las 400 mil personas, quienes demandan políticas que los reconozcan, incluyan y atiendan".