Advierten en Venezuela sobre dependencia del petróleo

La industria petrolera por sí sola es insuficiente para sostener a un país, por lo que la Venezuela de hoy corre un gran riesgo si continúa recostada al petróleo, advirtió hoy el especialista en temas económicos, Víctor Salmerón.

"Esa dependencia del precio del petróleo se ha traducido en severos desequilibrios que se manifiestan en una alta inflación, severa escasez y creciente devaluación de la moneda", precisó el analista.

Salmerón, periodista de profesión y posgraduado por el Instituto de Estudios Superiores en Administración (IESA), afirmó que luego de 10 años que el precio del petróleo inició un largo y sostenido aumento, los venezolanos comenzaron a enfrentar un nuevo fracaso.

"Resulta evidente que la riqueza petrolera crea una serie de incentivos que son difíciles de contrarrestar si no tienes una sociedad con un aparato institucional que controle al poder, que es justamente de lo que más carece la nación", aseguró el analista.

Al respecto dijo que el gobierno, convencido de que los males de la economía podían resolverse destruyendo al sector privado, fundó, expropió y estatizó empresas para crear una madeja que, en teoría, llevaría a Venezuela hacia "el paraíso socialista del Siglo XXI".

"El resultado ha sido una larga colección de balances en rojo. Empresas que reportan pérdidas, producen menos y pasan a depender de una renta petrolera basada en pocos barriles porque la petrolera estatal (Pdvsa) no logra cumplir los planes de expansión", denunció.

Salmerón destacó que el sueño de estructurar un tejido industrial a través del financiamiento de proyectos y empresas mixtas con países aliados como Irán, Cuba y China, no ha tenido el resultado esperado a pesar de la profusa inyección de divisas.

"A pesar de que la 'petrochequera' estuvo presente en el financiamiento de empresas como Venirauto, Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y cementeras, el aporte del sector público al Producto Interno Bruto ha permanecido en 30 por ciento, la misma proporción que en 2003".

El analista advirtió que si el precio del petróleo baja a 90 dólares, el país tendría un problema mucho más severo, por lo que se requiere comenzar a diversificar la economía venezolana aprovechando los recursos petroleros hasta tanto estos no se agoten.