Reflexiona Eduardo Matos Moctezuma sobre los rituales de la muerte

En "Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad", el arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma da cuenta de las exploraciones que hizo a las tumbas de Tutankamon, Pakal y Qin Shi Huangdi.

El libro, cuyo tema central es la muerte, intenta confrontar a ese personaje tan poderoso que murió hace siglos, con el arqueólogo que lo encuentra y lo da a conocer a todo el mundo, convirtiendo al personaje en una figura inmortal, explicó el investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En entrevista con Notimex, Matos Moctezuma expuso que el objetivo de la investigación es mostrar como en diferentes culturas, inclusive alejadas unas de otras por tiempo y espacio, sus miembros se niegan a morir y creen que van a trascender de alguna manera.

"Entonces la idea del libro es dar cuenta de cómo estos personajes, que en su momento tenían un gran poder, logran la inmortalidad al momento en que la arqueología los encuentra, ya que el arqueólogo es el quien los da a conocer", expuso.

Tal es el caso del emperador Qin Shi Huangdi, quien fue el que unificó china y cuya tumba ha sido parcialmente excavada, por lo que podemos ver en ella: un ejército impresionante de más de ocho mil figuras de barro, detalló.

Sobre el porque escogió estos complejos mortuorios, a los que se les suma la tumba del tlatoani Ahuizotl y la número 7 de Monte Albán, el antropólogo señaló que podría haber elegido muchas otras, pero considero que en realidad éstas tuvieron, al momento que se encontraron, una repercusión internacional.

Matos Moctezuma, considerado uno de los impulsores de la Arqueología Urbana, señaló que también una de las razones para escoger el tema de la muerte, es que la gente pone más atención a un descubrimiento arqueológico cuando tiene que ver con tumbas de grandes emperadores.

Y esto se debe, consideró, a que este tipo de tumbas están acompañadas por todo un ajuar mortuorio, como la de Tutankamon, que tuvo gran impacto en la sociedad porque -hasta antes de su descubrimiento en 1922- los complejos egipcios eran saqueados.

En el caso de Mesoamérica, mencionó que se puede ejemplificar con la tumba de Pakal, la cual es todo un edificio fastuoso.

Aunque el encontrar piezas siempre es un tema interesante, Matos Moctezuma aclaró que la labor real de un arqueólogo no es estar buscando tesoros, sino información de diferentes culturas.

"Lo que interesa al arqueólogo es tratar de llegar a conocer mejor estas sociedades, ya sea a través de sus obras o aportes. En este caso, podemos observar como estas tumbas tenían esos objetos hechos por artistas anónimos, pero que nos hablan de todo un pensamiento sobre la muerte", acotó.

Respecto a aquellas teorías fantasiosas que han rodeado a estas tumbas, como es el caso de la maldición del rey Tutankamon y el astronauta de Palenque, el Maestro en Ciencias Antropológicas aseguró que sólo son invenciones generadas por la ignorancia de las personas.

Asimismo, sostuvo que la arqueología es una disciplina seria y científica, y que cuando oye este tipo de teorías o invenciones se ríe.

El prominente arqueólogo señaló que espera que con esta publicación la gente se adentre en lo que es el mundo de la arqueología.

"El que lea este libro va a ver que fueron hallazgos importantes en su momento, pero que además siguen estando vigentes y que nos ayudan a comprender mejor a estas sociedades del pasado", consideró.

Al hablar sobre la arqueología en México, Matos Moctezuma consideró que en la actualidad se tiene una enorme tradición arqueológica y antropológica, y que se sigue investigando en algunos aspectos.

Agregó que es una disciplina que ha dado por lo menos ocho premios nacionales, lo cual habla maravillas de la Escuela Nacional de Antropología.