Revisan a empresa en proceso de liquidación en Querétaro

La empresa Sam Won, donde un supervisor coreano pateó a un trabajador mexicano en octubre de 2012, hace unos días tuvo una nueva revisión, donde se confirmó que los trabajadores se encuentran en buenas condiciones y se respetan sus derechos laborales. Actualmente Sam Won cumple con las publicaciones de su balance financiero, como lo establece la ley, para anunciar que se encuentra en proceso de liquidación.

La empresa cerró sus puertas el primer trimestre de este año, informó el secretario del Trabajo estatal, Israel Carboney Morales. Se trata de la empresa donde un video de seguridad mostró el momento en que un supervisor coreano pateó a un empleado mexicano en octubre de 2012.

El secretario del Trabajo señaló que a partir de ese hecho se hicieron revisiones laborales con Protección Civil y se clausuró la empresa de manera momentánea.

Aunque retomó sus operaciones, entre marzo y abril de este año, la empresa inició el cierre de sus instalaciones y Samsung contrató a casi el 90 por ciento de los 350 trabajadores despedidos de Sam Won.

Sam Won era una proveedora de Samsung, empresa que absorbió a gran parte de los trabajadores despedidos, luego de que se liquidó a todos los empleados conforme a la ley.

"Estuvimos al pendiente de esa situación, Sam Won operó algunos días, pero decidió el cierre definitivo de la empresa y para que la gente no se quedara sin trabajo, fueron absorbidos por Samsung", explicó.

La decisión del cierre la tomó la empresa, que notificó a las autoridades de su fin de operaciones en el estado, sin dar más información sobre sus motivos.

Consideró que pudo ser una cuestión a partir del conflicto con el trabajador, pero no se conocen los motivos de la decisión de la empresa.