Acusa Maduro a CIDH de "arremeter" contra democracia venezolana

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de "arremeter" contra la democracia venezolana, al llamar al país a garantizar la vida e integridad de sus ciudadanos.

"La cuestionada y desprestigiada CIDH vuelve a arremeter contra la democracia y el pueblo venezolanos. Una vez más la rechazamos y repudiamos", escribió el mandatario en un mensaje divulgado en su cuenta en la red social Twitter.

La CIDH exhortó este viernes al Estado venezolano a garantizar la vida y seguridad de sus ciudadanos e investigar las muertes ocurridas en disturbios tras las elecciones presidenciales del 14 de abril pasado, que ganó Maduro por estrecho margen.

El organismo judicial, con sede en Washington, precisó que se deben "iniciar investigaciones sobre todas las muertes y hechos de violencia reportados" tras los comicios y sancionar a los responsables, garantizando el "debido proceso".

El canciller venezolano Elías Jaua, en tanto, dijo que su país rechazará una eventual sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) para que se restituya la concesión que en 2007 retiró a la privada Radio Caracas Televisión (RCTV).

En rueda de prensa, el funcionario rechazó el informe presentado por la CIDH ante la Corte-IDH sobre la decisión del Estado venezolano de no renovar la concesión a RCTV.

Afirmó que en la Corte-IDH "se compran las sentencias, especialmente esas comisiones están controladas por los grandes medios de comunicación para garantizar tener el poder".

El canciller aseveró que "en Venezuela el poder es el pueblo y el Estado como administrador de esa frecuencia tiene el derecho de otorgar esa frecuencia o no".

"Si la Corte (IDH) decide que tenemos que restituirle la frecuencia a un determinado grupo económico, tendrán que invadirnos para obligarnos a acatar una decisión contra la paz y la estabilidad de Venezuela", puntualizó Jaua.

Asimismo, el canciller afirmó que el gobierno de Estados Unidos carece de moral para inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela, donde dijo que existe plena libertad democrática, y rechazó su llamado a dialogar con la oposición.

Jaua se pronunció contrario a las declaraciones del vicepresidente estadounidense Joseph Biden, quien pidió al presidente Maduro promover un diálogo con la oposición.

"Quisiéramos saber cuál es el tipo de diálogo, si es el diálogo con el que ellos tratan a los indignados o a los que ocupan a Wall Street, vimos las salvajes palizas policiales a las cuales fueron sometidos sectores de la oposición norteamericana", enfatizó.