Ofrecerá la obra "El nahual" última función en el Foro Luis Vázquez

La pieza escénica "El nahual", escrita y protagonizada por Carlos Talancón, nieto de la recién fallecida maestra Guillermina Bravo, ofrecerá este sábado la última función en el Foro Luis Vázquez del Centro Cultural de la Diversidad, ubicado en la colonia Roma de esta ciudad.

Se trata informó el escritor y actor, heredero del tenaz talento de Bravo, de un espectáculo con música en vivo que cuenta con la participación de la excelente violinista Adriana H. Forcada.

"Es una obra oportuna hoy aquí, donde los muertos, desaparecidos y víctimas de una guerra contra el narco que se agudiza, crecen cada día, donde la falta de educación y el miedo son ingredientes que han convertido algunos lugares en hoyos olvidados de la sociedad en donde nadie quiere entrar", reiteró el autor.

Tal es el caso de la hipotética colonia "El hoyo" donde vaga el personaje principal de la obra, un inocente vendedor de pepitas asesinado "por error" al ser confundido con un narcomenudista. Los vecinos, al enterarse del suceso, deciden no meterse en problemas y tirarlo en el basurero municipal.

El pretexto: "Seguramente era un nahual". Así, la tragedia de este solitario personaje queda olvidada, sin embargo, el ánima de ese infortunado hombre, no resignado a que uno puede morir de una manera tan absurda y abrupta, decide ir por distintos puntos de la ciudad contando su espantosa historia.

"Cuando a uno lo matan así, uno no se desprende bien de la vida...", dice el personaje, quien con un diálogo con los espectadores, revive las circunstancias de su asesinato, a las figuras que estuvieron envueltos en éste, así como sus experiencias al deambular como ánima por distintos puntos de la ciudad.

Esta propuesta escénica busca abrir un diálogo íntimo con el público, donde el personaje comparte su historia y reflexiona junto con los espectadores sobre temas como la fragilidad de la vida, la muerte, el olvido, y sobre la posibilidad de mundos y realidades que escapan a la cotidianidad de nuestros sentidos.

"Se trata de meter al público, durante una hora, en la vida de una de tantas personas que han muerto absurdamente, combinando la calidez de una charla íntima con una inquietante y dolorosa confesión de quien ha sido asesinado. En la obra van de la mano lo fantástico con el realismo crudo y lo hilarante con lo absurdo", añadió el dramaturgo.

Finalmente, destacó que "El nahual" cuenta con la actuación de Adriana H. Forcada, quien también pone la música en vivo. La concepción escénica es de Erick Bangar y Carlos Talancón, el maquillaje y vestuario de Mónica Colín, y el sábado por la noche será la última función.