Destaca Héctor Rivero Borrell el talento de jóvenes ceramistas

Exposiciones como la del certamen de la sexta Bienal de Cerámica Utilitaria, que puede ser visitada hasta enero de 2014 en el Museo Franz Mayer, hablan de que las diferentes escuelas del ramo están haciendo bien su trabajo, aseguró hoy aquí Héctor Rivero Borrell.

En entrevista con Notimex, el director de ese espacio museístico afirmó que es mucha la calidad y la originalidad de las obras que hoy en día realizan diversos jóvenes, toda vez que varias de éstas se venden no solo en las tiendas de los museos, sino también en departamentales.

El promotor cultural sostuvo que México posee uno de los universos cerámicos más importantes en el mundo, pues en cada entidad o región del país se tienen sus costumbres y tradiciones.

"No hay que ir al Museo de Antropología para mirar la habilidad, maestría y originalidad de historia de cientos de miles de años que tiene México produciendo cerámica.

"Cada región del país tiene su tipo de cerámica, en Jalisco se tiene la que se hace en Tonalá, Tlaquepaque y la costa; por otra parte, en Oaxaca tenemos el barro negro, entonces, cada región posee una forma de expresión característica", dijo.

Rivero Borrell comentó que vivimos rodeados de cerámica, "aunque no nos demos cuenta, pues tenemos la cazuela para el arroz, la olla de frijoles, la vajilla, los frascos y las jarras, todo ello, se hacen de cerámica porque es la mejor forma de hacerlo".

"Y por lo mismo, este mundo de cerámica satisface muchas necesidades, y para poder generar un orgullo de lo que se hace en México e impulsar a creadores, surgió esta idea de hacer un concurso a nivel nacional, con la característica que fuera cerámica utilitaria", señaló.

En la más reciente edición del certamen -que se celebra en el Franz Mayer desde el 2003- participaron 567 piezas de 19 estados de la República, de las cuales el jurado seleccionó 89 obras de 70 autores de 12 estados.

"Se trata de un concurso que ha venido de menos a más, pues la gente ha corrido la voz o bien, sus participantes son artistas que no pensaban que tenían el nivel y se han ido aplicando; eso nos da gusto", dijo.

Y es que para el también museógrafo, los artistas jóvenes "crean sus productos con gran nivel, audacia y originalidad, características que quizá los mayores no podríamos conseguir"

A tres semanas de que llegue a su fin, Rivero Borrell señaló que la exposición "va muy bien y ha tenido buena respuesta".