Cierra BMV con alza de 0.28%

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia de 0.28 por ciento, en una jornada en la que los inversionistas continúan asimilando el anuncio sobre el recorte de estímulo de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, ante la mejora económica de ese país.

Tras una sesión mixta, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) terminó con 118.45 puntos más respecto al nivel previo, para situarse en 42 mil 198.32 unidades.

En Estados Unidos, los índices accionarios finalizaron de forma mixta, de los cuales el Dow Jones ganó 0.07 por ciento, mientras que el Standard and Poor's y el Nasdaq bajaron 0.06 y 0.29 por ciento, respectivamente.

Luego de que este miércoles la Reserva Federal finalmente decidió recortar sus estímulos monetarios a partir de enero, para quedar en un monto de 75 mil millones de dólares mensuales, los mercados de capitales reaccionaron con optimismo dejando detrás una situación de incertidumbre que se había mantenido desde el pasado mes de mayo, destacó Banco Base.

"Hoy los mercados observaron un volumen de operación ligeramente inferior a las últimas tres sesiones, con una ligera toma de utilidades, mismas que resultaron de las ganancias de este miércoles", precisó la directora de Análisis Económico-Financiero de la institución, Gabriela Siller.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 321.4 millones de títulos por un importante de 10 mil 547.5 millones de pesos, de un total de 116 emisoras, de las cuales 57 emisoras ganaron, 45 perdieron y 14 se mantuvieron sin cambio.

El comportamiento del IPC estuvo apoyado por un avance de Grupo México, de 1.03 por ciento, así como Femsa que subió 0.73 por ciento y Alfa que ganó 2.35 por ciento.

En el mercado cambiario, el peso finalizó en 13.01 pesos por dólar, con una depreciación de 13 centavos o 1.0 por ciento, su mayor pérdida en una semana.

"Luego de que se diera a conocer la última noticia relevante del año, con la decisión de política monetaria de la Fed, se espera que la liquidez baje considerablemente haciendo que las divisas se deslicen fácilmente, sin que su dirección implique necesariamente un cambio en las perspectivas económicas", indicó la analista.