Pacto por México cumplirá con su misión: PRI

El Pacto por México, que en un hecho inusitado firmaron las tres principales fuerzas políticas PRI, PRD y PAN, el 2 de diciembre de 2012 y que ha servido como un organismo de concertación para sacar adelante las reformas estructurales, algunas anheladas por décadas como la educativa, hoy tiene un destino incierto.

Sobre este mecanismo, que lo mismo ha servido para lograr acuerdos entre las principales fuerzas políticas del país como para chantajear y sacar ventaja política del adversario, el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, afirmó que tiene fecha de caducidad.

A mediados de la segunda quincena de noviembre pasado, el dirigente priista señaló que el pacto concluirá su cometido durante el segundo semestre de 2014, luego de que haya concluido con los 95 compromisos que existen en el documento.

"El Pacto ha demostrado sus fortaleza institucional y además el Pacto también tiene una fecha de caducidad: el segundo semestre del 2014", reiteró Camacho Quiroz.

Ese día, subrayó, luego de cerrar el capítulo del Pacto por México, seguramente las fuerzas políticas se volverán a sentar para determinar lo que sigue.

Luego de que el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, anunciara el 20 de noviembre la salida de su partido del Pacto por México, por supuestos acuerdos entre el PRI y el PAN sobre las reformas política-electoral y la energética, Camacho Quiroz externó su sorpresa y afirmó "el Pacto por México sigue, la vida sigue".

A mediados de diciembre, el líder del CEN del PRI señaló que luego de la aprobación de la reforma energética que quizá el Pacto por México, como marca registrada puede acabarse, pero lo que no se acaban son los problemas y los pendientes.

"Más nos vale a los políticos seguir dispuestos a dialogar, porque si no hay esa actitud, no vamos a llegar a ningún lado", advirtió.

Esta semana el político mexiquense, quien el pasado 11 de diciembre cumplió un año al frente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI afirmó que su partido se encuentra listo para seguir avanzando en las reformas que requiere México para su desarrollo, ya sea con Pacto por México o sin él.

Sin embargo, comentó que el pacto seguirá, "en tanto que existan compromisos pendientes y mientras existan retos para la política".

Insistió en que si no hay Pacto por México como espacio formal de diálogo y concertación, lo que habrá de haber es el deseo de que salgamos adelante con los compromisos pendientes por México.

El PRI está puesto con esta actitud pactista, más allá de lo que se pueda llamar la marca registrada Pacto por México; el PRI mantendrá su deseo de concertar y de conciliar con las demás fuerzas políticas, reiteró.

El líder nacional añadió que ese deseo del PRI se debe a que aún existen temas delicados y pendientes en diversos temas como laboral, derechos humanos y algunos temas de la política vinculada con las mujeres, entre otros.